domingo, 30 de diciembre de 2007

MILAGRO



“Si permanecéis en mí, y mis palabras permanecen en vosotros, 
pedid lo que queráis y lo conseguiréis. Juan 15,7” 

Es difícil creer en milagros para el incrédulo 
porque quiere creer en lo que alcance a ver, 
porque necesita pruebas intangibles, 
tal vez pasa porque el mundo 
vive muy alejado de Dios 
y de a poco nos hemos olvidado 
que la Fe consiste precisamente 
en creer lo que no podemos ver, 
sino entonces cual es el significado, 
el motivo, el valor de la fe? 

Un milagro es una prueba que el Señor 
nos da de su existencia, de su grandeza, 
es la prueba más grande para que nuestra fe 
se fortalezca, se renueve, 
despeje en nuestro corazón toda duda 

Pedid dice el Señor y se os dará… 
porque para Dios no hay imposibles 
solo quiere oír de tus labios, 
que le pidas con fe y humildad 
esa necesidad y esa carencia que tienes, 
esa angustia que vives, o ese mal incurable, 
o ese vacío espiritual que nada llena 
pero sin oraciones es imposible 
que Dios atienda el llamado 
la oración constante, confiada 
sabiendo que el Señor está del otro lado 

Porque El vive muy dentro de tu corazón 
esperando por ti, sufriendo por ti, 
pidiendo el milagro que esperas se te dé, 
el que te cuesta tanto creer que existe, 
sabiendo que el Padre nos escucha, 
que no desistirá a nuestros ruegos, 
podríamos ser como el ciego, como el leproso, 
como la mujer que tocó su Manto, 
como todos aquellos que oyeron 
la Misericordia de labios del Señor 
al decirles 
“Vete, tu fe te ha salvado” 

Todo lo que tú le pidas con fe se te dará, 
porque el Señor es bueno, es compasivo 
y su misericordia es infinita. 
porque El Señor sonríe dentro de tu alma 
esperando que acercándote a su presencia le hables 
con palabras sencillas y sinceras 
le cuentes eso que te inquieta, que te atormenta 

Solo basta tener fe porque Dios nunca se niega, 
nunca se oculta si tú le llamas, 
nunca te rechaza si tú lo buscas, 
y rezándole Como El nos enseñó a orar 
pidiendo con constancia, sin perder la calma, 
no exigiendo sino suplicando, 
no gritando sino murmurando, 
hasta el Cielo llegará tu plegaria. 

Creyendo que a nuestro lado permanece 
Dios siempre se hará presente, 
te hará saber que no te olvida 
y agradeciendole también cada día 
por su bondad, por su Amor, 
reconociéndonos como hijos suyos, 
aceptando siempre su Santa Voluntad 
alcanzaremos así sus bendiciones 
y el milagro de su misericordia.


SOBRE UN CLARO DE LUNA


Lentamente te ha ido cerrando una noche silente, 
vacía de estrellas y luceros, de dolor y sueños 
donde solo cabe la nostalgia fría del otoño; 
por un camino sin regreso te me has ido 
donde mi alma penitente solo oye su lamento 
lamento de amor, sobre un claro de luna… 

¡Nunca sentí tan honda la soledad ni tan larga! 
Como en esta hora cruel que fijó el destino 
cuando en la oscuridad de este miserable cuarto 
me van cubriendo nada más que las telarañas del ayer… 
y una sonata de Beethoven me obliga a recordarte 
a dejarte un beso más ¡en un claro de luna! 

Otro año más se irá y que más da… 
un año menos por vivir, un tiempo más… 
que seguiré andando ciegamente sin ti… 
¡Hojarasca de un amor que marchita 
sus pétalos sobre un claro de luna! 

¡Nunca dolió tanto una ilusión, nunca! 
Como cuando ésta, la mía, que se quebró con tú adiós, 
nunca se aferró tanto un sueño a la vida 
como éste que nació contigo 
y que inexorablemente ahogó el corazón 
al despedir tu amor desde un claro de luna… 

Lentamente se cierra la vida 
desde esa marchitez que surca la piel, 
como una hoja seca se quiebran mis labios, 
esperando el rocío de un beso… 
Lentamente se cierra el atardecer, 
quedando para siempre la noche 
sobre esta tristeza helada de invierno; 
solo mi recuerdo por ti vaga sin rumbo 
¡besando tu frente sobre un claro de luna!

viernes, 30 de noviembre de 2007

DESDE EL OTOÑO





SI LO SUPIERA AMOR....


Cómo arrancarte del tiempo 
y de esta nostalgia, no lo sé amor… 
tratando todavía de olvidarte 
inútilmente se desgasta el corazón 
preguntándole al otoño 
si volverás en otra primavera 
pero solo llueve la hojarasca 
de un marchito recuerdo. 

Cómo negar que estás tan lejano 
cómo matar tu ausencia, jamás lo sabré amor… 
cuando esta tristeza dice que todo acabó, 
que no volverán las horas, 
que tus caricias murieron 
antes de sembrarse en mi piel, 
que tus ojos se han cerrado a la ilusión 
cómo dejarte atrás y empezar de nuevo, 
si lo supiera amor… 

Aunque lo intente 
no hay olvido que te lleve de mí 
cómo saber si el algún rincón 
de tu pensamiento existo 
¡cómo quisiera saberlo amor! 
Mas todo calla al evocarte 
tu silencio ahonda más este dolor 

Cómo detener el tiempo 
en el lento devenir de las horas 
que me dejan sin ti en el ayer. 
si pudiera amor…regresarte a mis brazos 
mas es en vano tejer otra espera 
Porque mi alma sabe 
que inexorablemente te perdió 
y ¿cómo se puede perder lo que no fue 
¿verdad amor? 

Solo sé que en mí fuiste 
ese sueño real… 
que en versos dibujó la soledad 
solo sé que el corazón 
nunca sabrá decirte adiós…nunca…

miércoles, 7 de noviembre de 2007

SI SUPIERAS...


Te pienso amor y llega la tristeza, 
cuando el cielo llueve tu recuerdo, 
cuando estas incontenibles ganas de llorar 
se reprimen en mi pecho, 
cuando mi alma quiere revivir un sueño 
inútilmente porque ya ha muerto. 
Y me pregunto si en algún lugar 
tu corazón llorará a veces por mí, 
si algo de lo que fue vive todavía en ti.

Si supieras cuántas noches
me desvelo al pensarte, 
si estarás como siempre
sembrando en el huerto, 

si cuando ves un almendro 

recordarás nuestro amor, 
si al ver su flor volverán a tu memoria 
esos pétalos que en el cofre guardo, 
que lloro al mirarlos porque en ellos 
estuvieron tus manos cobijándolos,
cuando estuviste para mí...tú... 

Si supieras amor…lo difícil que es 
continuar el camino 
donde tú no me besas, donde ya no estarás. 
si supieras cuántas ilusiones 
se fueron contigo… 
qué puedes saber de esta tonta mujer. 
te pienso ya ves... inevitablemente 
porque nunca te pude arrancar el corazón. 

Si supieras que todo perdió el sentido, 
que nunca podrás saber de este dolor, 
si supieras podrías comprenderlo, 
pero nunca supiste como te quise yo, 
donde estés tratarán de alcanzarte mis ojos, 
donde vayas irá mi corazón contigo 
sin esperar que vuelvas, sin tener esperanzas, 
te guardará mi nostalgia sin contener la lágrima 
aunque me pase la vida diciéndote adiós.


viernes, 2 de noviembre de 2007

MUJER ROTA


Inspirado en el título de la novela 
de Simone de Beauvoir “La mujer rota”
 


Quebrados tengo los huesos 
desde ese amor de ayer 
por ese dolor que siento en llaga viva 
y en el suelo van quedando los añicos 
de esa mujer que un día fui… 

Rota en mil pedazos, 
rota el alma y el anhelo de vivir, 
el espejo solo devuelve 
la realidad que siempre es, 
el único sino de sufrir 
por ese querer que fue espejismo, 
por la ilusión que no fue… 

Mujer rota de sueños y esperas 
esa soy yo… 
como esa rosa marchita 
que el otoño deshojó…. 
como esa golondrina 
que el invierno sus alas quebró… 

Desde el desamor 
roto el cuerpo tengo y el hastío 
de cubrir quimeras vanas 
que quebrará el mañana… 
rotos llevo mis labios de soñar un beso, 
como esas hojas mustias 
que quiebra el viento 

Transida de fracasos y crepúsculos 
desangro de mi piel el deseo y los sentidos; 
desde el alma también rota 
solo seré mujer de olvidos, 
rumiando un desengaño, un quebranto, 
maldiciendo el mismo destino… 

Hacia otra eternidad me iré 
siempre rota de lunas 
apagaré la última estrella 
donde no viven los sueños, 
donde solo espera el ocaso, 
donde no existe el amor 
para la mujer rota de alegrías y renuncias.

miércoles, 22 de agosto de 2007

SEÑORA TRISTEZA



Hace tiempo Usted y yo nos conocemos 
entre alegrías y desencuentros, desde un milenio… 
con esas ironías de la vida que nos lleva y nos trae 
nos alejamos pero siempre volvemos a encontrarnos 
en cualquier esquina Usted me está esperando, 
para sorprenderme entre sus ocasos; 

aquí estará solitaria y arrinconada conmigo 
brindándome su fiel e ingrata compañía 
para mirar la luna, para llorar a solas, 
para ver pasar la vida en alguna playa 
contando los fracasos y las amarguras 
nadie como Usted para marchitarme la piel 
en el otoño de un imposible amor, 

La veo justo ahí sonriendo frente al espejo, 
mirándome directo a los ojos, con su mirada opaca 
burlándose de mí en esas arrugas que no mienten los años, 
volviendo aún más gris esta melancolía; 
más que nada la veo ahí siempre frente o detrás de mí 
y con la soledad que casi siempre van de la mano 
me devuelven al tiempo marchito de las lágrimas, 

Todos los días la puedo ver pasar Tristeza mía 
cuando las gotas de lluvia se pegan al ventanal, 
cuando muere el crepúsculo en el horizonte, 
cuando los recuerdos hablan a través del cristal, 
en una melodía lejana, en las calles desoladas 
en esas casitas pobres que se ven en la montaña, 
en esos hospitales donde el dolor se me hace carne, 
no hay lugar por donde Ud no pase, 
nunca falta a la cita y casi nunca se va 
peregrina en el tiempo y entre los hombres. 

¿…por qué que a su paso se lo lleva todo? 
Hasta los recuerdos arrastra cuando está… 
serán eternas sus cicatrices en el alma 
con su equipaje de rosas marchitas, 
sus espinas se clavan en mi pecho, 
y sin ganas me deja… al borde del abismo 
me deja sin más abrigo que mi soledad… 
por algo se llama Ud. Tristeza… 
porque en su nombre vive el desengaño, 
ese ayer que truncó a las ilusiones, 
y a mi único motivo de amar, 
¡ay tristeza! Por qué no te fuiste con él?

lunes, 20 de agosto de 2007

¡AY MI NIÑO SERRANO!


Dedicado a la memoria de mi querido amigo José Martín Rivas "Serrano"

Ay mi niño serrano largas son las "noye"
y eternos los quebrantos de esta pobre gitana,
que solo está aquí na más que p'a llorarte,
sola y mi arma hace "muyo" me has dejao
y tú sin "sabé" lo que te extraño.

Ay mi niño de Málaga donde t'as ocultao
que tuitica la "noye" me la paso penando,
y yo esperando... esperando otro día
pero tú…ná…no quieres venir por acá
...mira que si no vienes yo te iré a buscá...

¡Ay mi niño serrano cómo te haces rogá
tienes ese corazón tan duro y porfiao
pero si quieres te lo pido aquí arrodillá,
que no "orvides" que nunca te he de "orvidá"
porque sin ti no podré seguir viviendo "má".

Esta serranilla por ti estará soñando
hasta que cuente todas las estrellas,
hasta que se agote el agua del mar,
hasta que la nieve se derrita,
hasta donde no acabe el jamás
así me tienes condenao toda "enamorá".

Y tú que no vienes, ¡ozú! Hombre ¿que te ha pasao?
ni mis cartas contestas, ni un mensaje has dejao,
esta angustia me mata y tú que no respondes,
ya no sé que hacer contigo ¡ay mi niño serrano!
me lo pasaré llorando con tu olvío ¡ingrato!.

Penita tras pena va llorando mi guitarra,
sabiendo que estarás del otro "lao" del mar,
sufriendo me tienes, ay, ay, mi arma ¿dónde estarás?
me asomo al camino por si te veo pasá
p'a dejarte un beso y el llanto de mi "soledá".

Ven con tu serrana que te espera hasta el alba
que no ves malagueño que loquita me tienes
pero tú que ná... "múo" te quedas, ni caso me haces,
y tus versos en tu ausencia solo me hacen penar
¡Ay serrano, de martirio y amor me quieres matá!