viernes, 30 de noviembre de 2007

DESDE EL OTOÑO


Desde el otoño 
el recuerdo te llama…te nombra 
al caer los blancos pétalos
de un almendro que gime tu ausencia gris, lejana… 
y mis ojos se pegan en el horizonte 
por si te ven volver…pero el viento del mar 
solo devuelve el eco vacío de tu adiós 
y la renuncia de mi amor 
te despide por última vez en el ocaso 
con este dolor que agrieta el alma. 

Desde mi otoño ahora voy sin ti 
despidiendo las gaviotas del verano 
y me quiebra el frío como a una hoja muerta 
teñida de soledad y esperas 
acurrucando entre mis brazos
el sueño que se niega a morir 
como esa caricia tuya que aún vibra en mi piel 
como esas mirada tuya que besé tras el cristal 
como ese beso tuyo que aún tiembla en mis labios 

Algo de ti siempre querrá vivir 
aunque el otoño se tiña de dorado olvido 
ahí estás tú amado… en la más alta estrella, 
entre destellos de luna y desde el otoño marchito 
mi anhelo que suspira por ti sin despedirte nunca… 
busca la eternidad de tu alba para mi corazón que espera…