martes, 4 de julio de 2017

NO TE TEMO, SOLEDAD

Ya no te temo soledad
Aprendí entre añoranzas
A quererte, a consolarme
Con tus días de desesperanza
Cuando nada me traes
Ya no te respiro como antes
No te siento en ninguna parte
Aprendí a ahuyentar el dolor
No temo a tu oscuridad
Con demonios de recuerdos
Puedes seguir aquí
Puedes quedarte
Con tu rostro fantasmal
El corazón duerme en paz
No siento tu acoso
Que me hacía temblar
Y huir de mí misma
No estás en las esquinas
Ni en el frío ni en la lluvia
Puedes seguir escondida
No te volveré a temer
Como a mi peor enemiga
Vencí al desamor que sentía
Puedo caminar libremente
Y hablar conmigo misma
Aunque se ría la gente
Hablo con Dios todos los días
Y estoy feliz de ser yo
No te temo pues amo la vida
Tú eres un espejismo, soledad.