Entradas

AUTOCASTIGO

Imagen

CRIMEN PARA DOS - CUENTO POLICIAL - CAPÍTULO IV

Imagen
Llegaron al Blondy, pasadas las once, en la puerta había otro gorilón, no el que conocía Rick, eso les favoreció un poco, para poder entrar. Esta vez no parecía tan rudo como el anterior. Les mostraron las placas. El tipo los miró detenidamente, más que todo a Cat, que le puso cara de "rudo".-Venimos a hablar con el jefe- dijo Meloni -Sí, reforzó Rick, nos está esperando- Rick pensó si no estarían pasando de listos. Lo importante era entrar. Si hacía falta romperían unas cuantas mesas. El guardia al fin les dio la entrada. El lugar apestaba como anteriormente, a tabaco, a marihuana, sólo en la barra estaba más iluminado. Y para su buena suerte, "encanto" despachaba a los clientes.  Menuda sorpresa se llevaría. Con Meloni se sentaron en la barra. Cuando el rubio los vio, puso una cara como de "no puede ser" - Hola encanto, le sonrió Rick- unas bien frías para el oficial y para mí.  -Amigo, ¿qué haces aquí? Ya te he dicho, no es buen lugar... -¿Para los poli?…

CRIMEN PARA DOS - CUENTO POLICIAL - CAPÍTULO III

Imagen
Ricky fue para su departamento, a darse una buena ducha, y esperar hasta la noche para ir a ese Bar. Era prematuro aún pensar que esa tarjetita y el reloj podían tener que ver algo con el muerto o muerta. Su corazonada todavía seguía persistiendo que detrás de todo ese crimen había algo de prostitución o de gays. En cuanto supiera algo más definido le contaría a Moloni, la chica ruda que lo traía a mal traer. Llegó a su piso, fue dejando sus ropas por el suelo, y se metió bajo el agua tibia. Eran cerca de las 9 de la noche, temprano aún para abordar ese antro. Unicamente pensaba con quién hablaría, y de qué hablaría. Si iría mejor como policía o como.... nooo, ni loco, se presentaría tal cual como era. Alguien tenía que hablar, soltar la lengua. Mañana se sabría más sobre el ADN y las huellas dentales. Salió de la ducha, se afeitó, se puso su colonia preferida Paco Rabanne, bueno no te perfumes tanto Ricky, no sea cosa que alguno de esos...más vale que no, le daría una patada en los h…

CRIMEN PARA DOS - CUENTO POLICIAL CAPÍTULO II

Imagen
Más tarde en la Delegación, los dos compañeros, dos buenos policías, que por órdenes del gran jefe, debían formar un nuevo equipo, con cara ceñuda, Ricky, y con rostro sonriente, como de quien se salió con la suya, Cat, estaban frente al que los reunió, cruzándose miradas cínicas; pero el jefe Morelo no estaba dispuesto a ceder. Quería darle una lección a ese subalterno suyo, que le tenía el departamento patas arriba, con su indisciplina, y en realidad este nuevo caso, aún sin miras de resolver, no podía tomarse con impuntualidad ni con caprichos personales. Que resolvieran lo suyo pero sin afectar en modo alguno este caso, por el cual podían rodar varias cabezas. No sabían a lo que se enfrentaban todavía. -Jefe, usted no puede hacerme esto, yo siempre he trabajado solo, y menos con una mujer, imposible, le pido que lo reconsidere. -¿Mujer? lo miró con furia Cat, -Ya te demostraré yo, qué es una mujer. Te llevarás muchas sorpresas. -¡Señores! ¡Háganme el favor! Los problemas personales d…

CRIMEN PARA DOS - CUENTO POLICIAL - CAPÍTULO I

Imagen
la una de la tarde, el sol derretía el asfalto, en Nueva Paz, ciudad de cuatroscientos mil habitantes aproximadamente. Lo suficientemente grande para albergar a quienes deseaban residenciarse allí, bastante pacífica, como su nombre lo indicaba, con sus cines, teatros, con sus zonas residenciales y zonas pobres, algunos bares de mala fama, donde había prostitutas, y a las que la poli no les quitaba la vista; algunos altos edificios a lo largo de la gran avenida Brown, era una ciudad bastante limpia, un mérito que no se le podía restar al Alcalde Moro, sí tal vez en algunos asuntos sucios de la política, pero el pueblo lo apreciaba bastante, porque a pesar de todo, sabía mantener el orden en la city; aunque nunca faltaban los delitos menores, robos, drogas, lo común en estos días, nada que quebrantara demasiado la rutina de sus habitantes. Era verano pleno, a esa hora, muchos se iban al Lago Azul, como a cinco kilómetros, a las afueras de la ciudad. Un lugar espléndido e ideal para las…