Entradas

Mostrando entradas de 2009

MUY ADENTRO...

Imagen
Pintura: : "Il celeste fa Madonna"Pintura de la artista italiana Virgilio

ESTÁ CERCA NAVIDAD

Imagen
QUIERO HACERLES LLEGAR MIS MEJORES DESEOS EN ESTAS FECHAS. QUE ESTA NAVIDAD NOS ENCUENTRE UNIDOS CON NUESTRAS FAMILIAS, ESPERANDO EL NUEVO AÑO. DIOS LOS BENDIGA. UN ABRAZO DE QUIEN SIEMPRE LOS LLEVA EN SU CORAZÓN, MARIA JOSÉ

AMOR QUE MATA

Imagen

EL CANTO DE DIOS

Imagen
Lo espero cada amanecer, cuando aún no han salido los primeros rayos del día, sé que vendrá al árbol de mi patio a abrir el alba con su dulce melodía; jamás lo he visto, será tan pequeño; en su rutina diaria escondido entre las ramas de los árboles, quiebra el silencio con su trino, con el único acorde del viento que mece las hojas, el canto con que la madre natura nos obsequia, vestido de su plumaje escondido a mi vista; su canto acaricia mis oídos en múltiples tonos, que se van haciendo oración cuando se abre la bóveda celeste, no hay música comparable a la suya; generosamente me deja participar de su sinfonía matutina, para que juntos demos gracias al Altísimo que nos deja contemplar la belleza de la alborada, con los rayos del sol que comienzan a dar color a las flores aún dormidas, a las hojas húmedas del rocío de la noche, a las lagartijas que caminan sobre la tierra; su suave piar describe sin letra la poesía de la naturaleza, de la tierra, del mar, es un canto celestial como s…

RECOGE MIS LÁGRIMAS

Imagen
"Este globo que has visto es el mundo entero donde viven mis hijos. Estos rayos luminosos son las gracias y bendiciones que yo expando sobre todos aquellos que me invocan como Madre. Me siento tan contenta al poder ayudar a los hijos que me imploran protección. ¡Pero hay tantos que no me invocan jamás! Y muchos de estos rayos preciosos quedan perdidos, porque pocas veces me rezan". Mensaje de la Santísima Virgen en su aparición a Santa Catalina Labouré.
CUERPO INCORRUPTO DE SANTA CATALINA LABOURÉ

TRAS LAS HUELLAS - 1er CAPITULO

Imagen
17 de Enero, 2:15 pm

El teléfono no dejaba de sonar, a esa hora casi todos se encontraban almorzando. El edificio de la central de policía contaba con más de cuarenta empleados; ese día de verano, la oficina de investigación criminalística parecía arder de calor, no funcionaban los aires acondicionados, los teléfonos de los escritorios parecían el paroxismo de la locura, sonando todos a la vez; Ebelim una de las secretarias de los detectives del departamento llegó corriendo a atender el teléfono del escritorio de su jefe, secándose el sudor del cuello, atendió extenuada, la voz del otro lado de la línea transmitía mucha angustia.
- Aló? Central de Policía de Puerto León, ¿quién habla por favor?
-¿Se encuentra el detective Pinzón?– era la voz de una mujer -
-Lo siento, bajó hace media hora, fue a almorzar, ¿quién le llama por favor?
-Disculpe es personal, le dejaré mi teléfono para que me llame. Le ruego no se olvide,es muy importante, muy importante…
-Sí señora, le daré su recado, por favor…

TRAS LAS HUELLAS - 2º CAPITULO

Imagen
El edificio de la morgue quedaba al otro lado de la ciudad, de paredes grises y con una puerta inmensa estilo colonial siglo XIX, donde se podía leer en una placa dorada,“Edificio Central de la Morgue de Puerto León”.Pinzón y Tagle mostraron su identificación para poder entrar al depósito de cadáveres. Ya estaban acostumbrados a este procedimiento,- pero a un muerto uno no termina de acostumbrarsepensaba Tagle-Pidieron hablar con el encargado, el médico forense, que se encontraba haciendo unas anotaciones. -Venimos a ver el cuerpo que encontraron en el río. Soy el sargento Pinzón, él es el detective Víctor Tagle, ¿sería posible ver el cuerpo?. - Sí, bueno,-respondió el forense-lo trajeron ayer a la noche, pero tendrán que hablar después con el Capitán Mercier, el Director que encabeza este caso. Es muy misteriosa esa muerte, acompáñenme, está acá al final de esta fila.- El lugar estaba helado, de lado a lado habían diez filas de cajas mortuorias, el médico procedió a abrir la caja de met…

TRAS LAS HUELLAS 3er CAPITULO

Imagen
Pinzón y Tagle salieron de allí para el laboratorio donde estaban haciendo los análisis a la probeta que encontró Furia. Dejaron al perro arriba de la camioneta, - “¿Tú que crees jefe?, ¿el médico será culpable?, lo vi muy nervioso “-,- “Quien sabe, por ahora es el único sospechoso, lo único que tenemos es esa libreta, también debemos investigar los hábitos de Natasha, a que hora salía, donde almorzaba, sitios que frecuentaba, sus amistades más frecuentes, etc, etc. Cualquier insignificancia puede ser importante.”- Llegaron al laboratorio, un edificio pequeño de tres pisos, pidieron hablar con el personal a cargo, los atendió una enfermera bastante antipática, que los escudriñaba detrás de unos lentes gruesos. - ¿Qué desean los señores? - Buenos días señora Olga (leyó su nombre grabado en su uniforme) - Señorita… por favor, que buscan por aquí? Los dos agentes le mostraron su credencial de policía, la enfermera cambió un poco el semblante, y trató de ser más amable. – Disculpe oficial, …

TRAS LAS HUELLAS - CAPÍTULO FINAL

Imagen
Más tarde en el laboratorio del Centro Integral de Cirugía Plástica y Estética Klugerman y Asociados, el agente y la doctora Reynal estaban reunidos, la doctora una exhuberante pelirroja de inmensos ojos verdes, contestaba a las preguntas, - Doctora ¿me puede contestar en dónde se encontraba Ud. el día diecisiete de enero a las 3.45 pm? -Detective, por supuesto haciendo mi trabajo, puede usted confirmar con la secretaria de la recepción. -¿Qué clase amistad la une al Dr. Klugerman? - Solo una relación estrictamente profesional, no espere que responda otra cosa. -¿Conocía Ud a la señora Natasha? -La doctora empezaba a ponerse incómoda con el interrogatorio– Sí, la conocía de las visitas que ella hacía a la Clínica. - Gracias Doctora, puede decirme, ¿maneja Ud diariamente esta clase de probetas?,-mostrándole la evidencia que habían encontrado-- Por supuesto detective, esa clase de material se maneja diariamente en cualquier clínica u hospital o farmacia; discúlpeme pero tengo una consulta que…

GERARDO

Imagen
Cuántos años me acompañaste sin vos saberlo, toda una vida fuiste mi compañero, mi recuerdo, mi ilusión escondida, el amor puro e inmaculado que vivió en mi corazón. Fuiste la primera vez de un sueño; en la escuela te veía de lejos, esperaba impaciente el recreo para poder encontrarte en el patio, haciéndole bromas a la chica, e incluso a mí; yo era tan flaquita, pecosa, insignificante, mis piernas eran como palitos, y de allí me bautizaste con ese apodo que me daban ganas de llorar amargamente; cuando me veías tratando de pasar aún más desapercibida, oía tu grito "¡Olivia!" por ese personaje, quería correr, quería estrangularte, e incluso algún "tarado" se me escapaba. A veces cuando regresaba de la salida de clases, con mis compañeras, también sentía que venías detrás con tus amigos, y volvía a oír tu burla hacia mí. Bueno, al menos no me ignorabas. De alguna forma existía para vos. De mí no sabías nada, ni cómo me llamaba, ni cuántos años tenía, ni dónde vivía, e…

RAMA SECA

Imagen

CON SABOR A TANGO

Imagen

LA PROMESA

Imagen

DE LAS HORAS

Imagen
De las horas si sabré yo, de esas horas lánguidas que mueren agonizantes, mirando las agujas del reloj, viendo pasar un tiempo gris, gris como esta vida rutinaria, esta vida de solitaria jugando solitarios; acortando las esperas con un poco de Bach y otro poco de Troilo; de esas horas podría yo hablar, porque mujer como yo no habrá, ¿habrá? que huya tanto de la soledad, inútilmente... porque sería como escapar de una telaraña, sus tentáculos vuelven a atraparme desde las paredes, desde este silencio sepulcral que quiebra el quejido de un bandoneón; mi soledad la consuelo a veces con unos buenos tangos, horas de la soledad, de la nostalgia, de la oscuridad del alma. Horas claras, horas oscuras, que cuento con las manos secas de hastío, que cuento con el corazón estrujado de esperas, de ilusiones muertas, de recuerdos viejos, horas que son solo mías, que arrastran mis pasos recorriendo el pasillo, barriendo las hojas secas del patio que amontona la brisa, horas que aguanto con el calor d…

CAVILACIONES

Imagen

AL PASO DE LAS HORAS

Imagen

CRÓNICA DE UNA MUJER ENGAÑADA

Imagen
Hacía tiempo que lo sabía, demasiado tiempo hacía que se estaba guardando el secreto, que se estaba tragando ese dolor, esa rabia; treinta años no podían pasar en vano, lo conocía más que a ella misma; cada gesto de su rostro, su forma de caminar; de pensar, de estornudar, de callarse, de gritar, cada cana de su cabeza ella se las sabía; en esa rutina de treinta años no había nada de él que no conociera; era el amor de un matrimonio como tantos, que han sobrevivido con alegrías y con penas, viendo crecer a los hijos, a los nietos, pero un amor también gastado por la rutina, por el tedio de verse todos los días, de hablar siempre de lo mismo; por eso, de tanto conocerlo se daba cuenta de que no era el mismo de antes. Cuándo empezó el cambio, hacía unos meses cuando dejó de tocarla, de hacerle el amor; cuando comenzó a evitarla con la mirada, a responderle con evasivas; esas llamadas extrañas, a llegar mas tarde en muchas ocasiones, ella estaba acostada cuando él llegaba pero se hacía l…

IMBORRABLE

Imagen
Más que nada son sus ojos lo que más recuerdo, no me explico por qué; habiendo pasado un vendaval de años, sus ojos me siguen por donde voy. El color almendrado que resaltaba en su rostro aceitunado, siempre seguirán allí, iluminando su memoria, su recuerdo; aunque de ese recuerdo solo queden cenizas que puede recoger el corazón. Olvidé su voz, sus gestos, bueno quizá no todos, olvidé cuantas veces me hizo el amor, (ayer viendo en la playa una pareja besándose lo recordé, cuando en la arena cierta vez nos amamos), como caminábamos por la calle, mas no podré arrancarme nunca su forma de mirarme, sus ojos al decirme que me quería, o a veces solo al mirarme se cerraban para decirme que me amaba hasta el dolor; sus lágrimas de hombre al decirme adiós por última vez. Pero irónicamente el último instante en que me abrazó, antes de perderlo definitivamente, sus ojos estaban cubiertos por lentes oscuros; quizá era para ocultar el dolor que emanaba, o para que no pudiera leer la verdad: que nu…