jueves, 4 de diciembre de 2008

SIEMPRE...SIEMPRE NAVIDAD




Reciban un abrazo muy cariñoso, para Ustedes y sus queridas familias en estas fechas, que el Señor y la Sagrada Familia de Nazareth los bendiga y que siempre…siempre sea Navidad y un Feliz Año Nuevo 2017





domingo, 9 de noviembre de 2008

LOS NIÑOS DEL AMOR


Este domingo en la misa de la mañana en el momento de dar la paz, lo vi recorrer todos los bancos hasta el final del templo, dando su mano a todos, era como de 15 años tal vez; cuando pasó por mi lado no me vio, pero le estiré mi mano para saludarlo, el me la dio, después sin dudarlo se abalanzó sobre mí, me dio un abrazo tan fuerte que sentí que me hundía en su pecho, en ese joven sentí como en ningún otra persona el amor de Dios que me estrechaba con él. No sé cual sería su nombre, era un muchacho con síndrome de Down.

En este mundo donde parece que priva más la perfección, la belleza, la inteligencia, también existen ellos, esos seres llamados especiales que son catalogados como Down, “tuvo un hijo down”, “el niño es down”, por haber nacido con ese síndrome, muchas veces rechazados, muchas veces eliminados antes de nacer, solo porque consideran algunos equivocadamente que traen consigo una carga de vergüenza, de imperfección, de incapacidad mental; para algunos padres o familias es trágico, gracias a Dios muchas familias le dan todo el amor y la felicidad posibles que ellos se merecen.

¿Por qué debe ser una vergüenza traer a este mundo a un niño como él? ¿Solo porque no será un genio, o no irá a una universidad? ¿O por que en su carita y en su cuerpo tienen ese sello que los identifica como Down?

Quizá no todos saben que también traen una carga excepcional de amor, de ternura, de alegría, de sensibilidad, que pueden desarrollar una excepcional capacidad para la pintura, la cerámica, y vaya a saber que otras aptitudes, además de leer y escribir, e incluso hasta pueden ser actores.
Duele oír cuando se les dice niños especiales, ¿por qué no se les puede llamar niños y punto? Padre, madre, deberías sentirte orgulloso de tener un hijo como él, no te dará la satisfacción de ser un hijo profesional, es el hijo que nació en tus entrañas, no es una maldición, ni un castigo de Dios, la mayoría de las veces nacen con ese problema porque es un problema congénito, o a veces por consecuencia del alcoholismo, de las drogas, de un embarazo mal llevado, y presentan muchos trastornos de salud, como dolencias cardíacas, sordera, y otras deficiencias.
No son niños normales lógicamente, no podrán casarse, ni alcanzarán las metas que un hombre o mujer con inteligencia normal lo hacen, pero de lo que sí es seguro es de que desarrollarán quizá más que otros la inteligencia que el amor puede lograr en un ser humano, no tienen malos sentimientos, no odian, no tienen envidia, son niños más excepcionales que especiales, que solo saben regalar su hermosa sonrisa, su alegría y su amor.


viernes, 7 de noviembre de 2008

REFLEXIONES SOBRE MI MISMA


Venía pensando por el camino
cómo sería hablar de mí misma,
decir lo que siento, como me siento,
hacer una lista de los triunfos y los fracasos,
sería mejor que otros lo hicieran
que dijeran de mí lo mejor y lo peor,
si tuviera que desnudarme aquí
poco habría de decir, que soy lo que soy,
tan simplona que da miedo,
creo que no soy de las ganadoras,
soy y punto, así, al natural,

Para quien llega a los cincuenta y tres pirulos 
la mayoría lo hace con grandes logros, 
títulos, diplomas y doctorados, 
en este mundo de hoy 
tan capitalista, consumista 
materialista y tantos ista 
lo más importante es tener éxito, 
en cualquier rango, en lo que sea, 
tener no se cuántas chequeras y tarjetas de crédito 
un buen coche, un regio apartamento, 
uno vale lo que tiene, lo he podido comprobar; 
yo llegué a la mitad de mi siglo con poco y nada, 
nada más soy bachiller y secretaria 
ni tuve éxito, ni me hice millonaria, 
tomo el autobús y pago en efectivo, 
ah y comparto el alquiler con un hermano. 

Ya sé, mi pecado fue no ser ambiciosa, 
o no ser más tacaña y amarrocar plata 
solo sueño, una ilusión fue lo que ambicioné en la vida, 
encontrar el amor, tener un hijo, 
es lo más grande que soñó mi corazón, 
...y bueno por esas cosas de la vida se frustró, 
busqué el amor desesperadamente, 
y huyó de mí como la peste, 
me estrellé siempre contra el suelo, 
me hice añicos...y como Penélope 
me quedé siempre esperando en la estación... 
ese fue mi otro pecado, ser demasiado ilusa, 
muy poco realista y que se yo... 
a estas alturas ser rica ser pobre 
que poca importancia tiene, 
si la riqueza más grande se diluyó 
quemando quimeras y esperanzas... 

Si me preguntaran que ambiciono hoy, 
pues diría que tal vez quisiera ser rica 
nada más que para tomar un avión 
y recorrer el mundo para abrazar a esos amigos 
que son los que me quieren realmente, 
pero lo digo sin amarguras, con un poco de humor, 
por si acaso decidí ser un poquito más tacaña, 
porque con estas vueltas que da la vida 
nunca se sabe donde está la ocasión, 
pero buena ésta soy yo, la que no tuvo amor 
y a estas alturas....por favor! 

Soy de las que hablan a solas, 
de las que disfrutan una película comiendo cotufas, 
romanticona y nostálgica 
cuando escucho esas canciones de hace tanto, 
no estoy a favor de las cirugías plásticas, 
la verdadera belleza está en las canas, 
y para qué negarlo, soy de las que escriben 
en un block, en una servilleta, en un teclado 
donde la inspiración me dicte, 
sin ser poeta, pero con el corazón en la mano; 
así en simples palabras puedo decir 
lo poco y mucho de mí, 
soy una más, del montón, maría de nadie, 
alguien que solo quiso amar.


miércoles, 24 de septiembre de 2008

BENDITOS DE MI PADRE


"...Entonces el Rey dirá a los de su derecha: "¡Venid, benditos de mi Padre! Heredad el reino que ha sido preparado para vosotros desde la fundación del mundo. Porque tuve hambre, y me disteis de comer; tuve sed, y me disteis de beber; fui forastero, y me recibisteis; estuve desnudo, y me vestisteis; enfermo, y me visitasteis; estuve en la cárcel, y vinisteis a mí." Entonces los justos le responderán diciendo: "Señor, ¿cuándo te vimos hambriento y te sustentamos, o sediento y te dimos de beber? ¿Cuándo te vimos forastero y te recibimos, o desnudo y te vestimos? ¿Cuándo te vimos enfermo, o en la cárcel, y fuimos a ti?" Y respondiendo el Rey les dirá: "De cierto os digo que en cuanto lo hicisteis a uno de estos mis hermanos más pequeños, a mí me lo hicisteis." Mateo 25:36

Cuando pienses en tu prójimo
piensa que es tu hermano, tu amigo, 
tu padre, tu madre, tu hijo 
tu compañero de trabajo, tu vecino, 
y también aquel que cayó en desgracia, 
aquel que tiene mala fama, 
joven o viejo, rico o pobre, 
hasta el más pecador será ese tu prójimo, 
al que le guardas viejos rencores, 
sobre todo ese es el más cercano; 
porque en todos y en cada uno 
así como en ti el Señor Jesús vive. 

Cuando ayudes a un anciano a cruzar la calle, 
cuando visites en la cárcel a tu amigo, 
cuando le des agua a un peregrino, 
cuando quieras abrir tu corazón a alguien,
cuando puedas perdonar lo imperdonable 
cuando des a quien más lo necesita 
recuerda que ese bien o se mal que haces, 
también se lo harás a tu Señor 
que en su Palabra nos guía 
y nos lleva al encuentro del amor, 
del perdón y la reconciliación. 

En este valle de lágrimas, 
en este mundo que nos toca vivir hoy, 
cuánta sed de amor tenemos, 
de dar más que recibir, 
en este mundo que solo sabe de guerras, 
de venganzas, de odios y de indiferencias, 
de niños muriendo de hambre, 
de niños abusados, 
de madres abortando a sus hijos, 
de jovenes que se quitan la vida, 
de presos hacinados en sus cárceles, 
de secuestrados y torturados, 
de mujeres maltratadas, 
de los que no tienen trabajo, 
de mendigos que vagan por las noches 
sin tener donde cobijarse, 
de tanto dolor que transita por las calles. 
ellos son el prójimo, los elegidos del Señor 
para que tú lo ames en sus corazones, 
sedientos de amor. 

Si pudiéramos cambiar algo este mundo 
si más amor y piedad hubiera por el prójimo, 
que alegre estuviera el Señor, 
se parecería más esta tierra al Paraíso, 
tratando de erradicar el mal, 
de ser más justos y piadosos 
y no pensar tanto en nosotros, 
de darle abrigo al que muere de frío, 
de darle un plato de comida al desvalido, 
de mirar de vez en cuando hacia nuestro lado 
y saber que no estamos solos, 
que hay un ser que tiene menos que nosotros, 
así reconociendo que antes de ser servidos 
somos servidores de los demás 
seremos más benditos y más generosos
ante la mirada del Redentor.



JUGLAR DE VIENTOS


viernes, 22 de agosto de 2008

EVOCACION


Cómo podré recordarte este día 
que se suma a otra ausencia tuya; 
los agostos que llegan con su tristeza 

me van tiñendo de nostalgia; 
el tiempo voraz se lleva las horas, 

y con cada una tu imagen borrosa, 
tu foto se añeja apresuradamente 

amarilla como un otoño frío y sin hojas, 

Como podré recordarte este día 

que oscurecerá más temprano, 
llegaré al altarcito para dejarte una flor, 
para decirte de ese tiempo que no estás , 

que te fuiste de mi lado, viejita 

Al atardecer prenderé la vela 

para darte mi oración cotidiana 
y evocaré los últimos días, 

cuando del brazo te sostenía 
en esas lentas caminatas que el doctor ordenaba; 
y especialmente aquella mañana, 
cuando a un árbol llorando te abrazaste, 
es el único recuerdo que no borró el olvido... 
Será que volviste a ver esa pampa verde, 

la del sauce llorón, la del ombú, 
la de los álamos y las araucarias, 

Mas si debo evocarte sin lágrimas, 
el más tierno recuerdo que el tiempo retorna, 
son esos rosarios a la luz de la luna, 
en el patio perfumado de pino y jazmín, 
tú en tu mecedora y a tus pies, 

fieles compañeras la perra y la gata, 
que puntualmente llegaban a la cita sagrada. 

Cuando entre en la casa volveré a mirar 
cada rincón que guardan pedacitos de vos 
que se quedarán allí para que no te vayas, 
la guitarra y el atril, la biblia y los cuadros, 
tus abanicos y unos viejos zapatos, 

las agujas de tejer con los escarpines 
que sin terminar tus santas manos dejaron , 
otro agosto se habrá ido sin esta soledad, 
y en silencio te lloraré otra vez mamá….

martes, 25 de marzo de 2008

SOLEDAD DE LUNA


SI AL AMOR, NO A LA GUERRA


Que triunfe el amor y no la guerra 
que nos quiere imponer este tirano, 
provocando e insultando a un país hermano; 
queriendo convertir la mentira en verdad, 
pero alzar nuestra voz debemos todos, 
para decir basta de una vez a sus antojos. 

Ahora es tiempo de paz, de olvidar los odios, 
de juntar nuestras manos en una oración 
pidiendo por nuestros pueblos, 
por los que sufren tortura o están secuestrados, 
por los que no tienen trabajo, 
por nuestros hijos que son el futuro. 
por nuestro pan de cada día 
por nuestra libertad de expresión 
por nuestros derechos 

Este jueves y viernes santo 
pidamos al Señor que triunfe el amor, 
pero sobre todo la verdad y la justicia 
que no venza la desidia y la anarquía, 
que no se adueñe de nuestras calles la delincuencia, 
que cesen los abusos y los atropellos, 
pidámosle al Nazareno de San Pablo * 
la fe que tanto necesitamos 
para que no se hunda nuestro barco. 

Que triunfe la reconciliación y no el odio 
¡Que ya el pueblo está harto! 
de las mismas palabras, de las mismas cadenas, 
y definitivamente es un NO a la guerra, 
un NO al terrorismo que desmorona la paz , 
no queremos tanques, ni fusiles , 
un NO a las FARC que secuestra, que asesina 
aunque el tirano grite: PATRIA, SOCIALISMO O MUERTE 
Gritaremos ¡PATRIA, DEMOCRACIA Y VIDA! 

POR VENEZUELA Y COLOMBIA DOS PAISES HERMANOS, ASÍ COMO LO SOÑÓ EL LIBERTADOR SIMON BOLIVAR

miércoles, 6 de febrero de 2008

TODO ESTÁ IGUAL


Se amontonan los recuerdos en los desteñidos muros 
que guardan las reliquias de otro tiempo; 
todo está igual, como te gustaría verlas 
igual que siempre, así como las dejaste 
los libros envejeciendo, enmohecidos
de nostalgia dejan caer de sus hojas
tus amarillas notas con olor a humedad, 
como si tus manos las hubieran dejado ayer 
para que mis ojos te puedan leer otra vez… 

Todo está igual, tu guitarra esperando todavía… 
detrás del atril oxidado de tu ausencia, 
esperando la hora de la siesta para que suene 
la milonga ó una antigüa melodía medieval, 
o al pajarito que a veces detenía su vuelo 
para oírte asomado en la ventana 
a veces parece que no te has ido 
que tus quejas romperán el silencio, 
que tu risa contagiosa me hará también reír. 

También hay una reja pero sin madreselvas, 
que quedó a la espera de verte entrar, 
a esta casona pobre que la lluvia desgasta 
donde duermen la soledad y la rutina mías... 
y así se va la vida, tristemente en el pueblo 
que huele a brisa de mar y a olvidos…

Mas todo está igual, los cuadros que observan 
el lento y pesado trajinar de cada día, 
el bisabuelo que sonríe detrás de la lámpara de pie, 
los retratos de la comunión y la Virgen 
que reina en la sala con los colores de la Patria 
y tu foto entre los malvones me sigue adonde voy 
para darme los buenos días o dormirme con vos. 

Todo está igual pero faltan los malvones, el jazmín, 
la hora del mate que quedó suspendida un agosto 
y el rezo que siempre nos unía al atardecer 
bajo el cielo estrellado se apagó con tu voz 
cumpliendo los designios en un día aciago, 
cuando te fuiste sin despedirte… 
porque un destino traidor nos alejó 
impidiéndome pedirte el perdón... 
Mas vive la promesa de un abrazo eterno 
que me dejó el legado de tu fe,

Por eso todo sigue igual, nada cambiará 
estará siempre la mecedora como antaño 
aguardando la agitación de tu paso cansado 
porque es quien más te llora y te extraña 
desde las ruinas de su madera apolillada; 
estarán los helechos y los geranios 
esperando el rocío del alba de tu amor 
nada habrá de cambiar tu lugar madre, 
hasta que el cansancio de vivir cierre mis ojos 
y al abrir la puerta de otro tiempo 
pueda soñarte volver y con tu bendición 
descubrir los misterios de esa otra vida prometida 
para darte el beso que no te pude dar…



miércoles, 23 de enero de 2008

REQUIEM POR UN AMOR





EL REBAÑO DEL SEÑOR


“… Yo soy el buen pastor, porque conozco a mis ovejas y ellas me conocen a mí , así como el Padre me conoce a mí y yo conozco al Padre. Yo doy la vida por mis ovejas. Tengo además otras ovejas que no son de este redil y es necesario que las traiga también a ellas; escucharán mi voz y habrá un solo rebaño y un solo pastor.”
Jn 10,11-18) 

Es fácil juzgar, condenar, poner en el banquillo
a ese miserable, a ese rufián, a ese criminal, 
a esos que son oprobio de la sociedad, 
que tal vez ni conciencia tienen 
que tal vez se merecen la pena de muerte, 
nuestro desprecio, nuestro odio 
Pero… que logramos al condenar? 
¿Nuestra alma estará en paz? 
¿Podemos decir que somos mejores? 
Juzgar se nos hace una tarea más fácil que perdonar, 
quizá porque nos olvidamos que el Amor… 
todo lo puede, todo lo soporta, todo lo perdona 

Y que al fin todos somos el rebaño de Dios, 
el mismo cielo quisiéramos ganar, 
somos las ovejas del Buen Pastor; 
muchos nos extraviamos por el camino, 
no buscamos el bien sino el mal, 
nos arrastran las aguas del río, 
y nos lleva la corriente… 
embarramos el corazón de maldad, 
de falsedad, de egoísmo, lejos de Dios, 
nos dejamos llevar por espejismos, 
por las banalidades de este mundo, 
y perdemos el regreso a casa; 

Pero el Señor jamás, jamás nos olvida, 
aunque estemos desviados, confundidos, 
haciendo un desperdicio de nuestras vidas, 
aunque nos apartemos de su Amor 
con las dudas, las tribulaciones, 
somos su rebaño amado 
que desea volver a reunir junto a El, 
solo nos pide creer, solo nos pide 
ser mansos, humildes, sencillos, 
dejar a un lado los malos sentimientos, 
arrancar esa cizaña que crece en el corazón. 

El Buen Pastor conoce a cada una de sus ovejas, 
y aunque no seamos de su redil igual nos acepta, 
algunos regresaremos, otro no… 
dependerá de nosotros la salvación, 
de regresar a los brazos de Dios, 
o de seguir sumergidos en la perdición, 
y así como El nos conoce 
debemos también saber reconocer su Voz, 
que con su misericordia nos perdona, 
nos exhorta a no tener miedo, a creer, 
con su Palabra nos junta en el Camino: 
“que Os Améis unos a otros como yo os he amado”.