jueves, 4 de diciembre de 2008

SIEMPRE...SIEMPRE NAVIDAD




Reciban un abrazo muy cariñoso, para Ustedes y sus queridas familias en estas fechas, que el Señor y la Sagrada Familia de Nazareth los bendiga y que siempre…siempre sea Navidad y un Feliz Año Nuevo 2017





domingo, 9 de noviembre de 2008

LOS NIÑOS DEL AMOR


Este domingo en la misa de la mañana en el momento de dar la paz, lo vi recorrer todos los bancos hasta el final del templo, dando su mano a todos, era como de 15 años tal vez; cuando pasó por mi lado no me vio, pero le estiré mi mano para saludarlo, el me la dio, después sin dudarlo se abalanzó sobre mí, me dio un abrazo tan fuerte que sentí que me hundía en su pecho, en ese joven sentí como en ningún otra persona el amor de Dios que me estrechaba con él. No sé cual sería su nombre, era un muchacho con síndrome de Down.

En este mundo donde parece que priva más la perfección, la belleza, la inteligencia, también existen ellos, esos seres llamados especiales que son catalogados como Down, “tuvo un hijo down”, “el niño es down”, por haber nacido con ese síndrome, muchas veces rechazados, muchas veces eliminados antes de nacer, solo porque consideran algunos equivocadamente que traen consigo una carga de vergüenza, de imperfección, de incapacidad mental; para algunos padres o familias es trágico, gracias a Dios muchas familias le dan todo el amor y la felicidad posibles que ellos se merecen.

¿Por qué debe ser una vergüenza traer a este mundo a un niño como él? ¿Solo porque no será un genio, o no irá a una universidad? ¿O por que en su carita y en su cuerpo tienen ese sello que los identifica como Down?

Quizá no todos saben que también traen una carga excepcional de amor, de ternura, de alegría, de sensibilidad, que pueden desarrollar una excepcional capacidad para la pintura, la cerámica, y vaya a saber que otras aptitudes, además de leer y escribir, e incluso hasta pueden ser actores.
Duele oír cuando se les dice niños especiales, ¿por qué no se les puede llamar niños y punto? Padre, madre, deberías sentirte orgulloso de tener un hijo como él, no te dará la satisfacción de ser un hijo profesional, es el hijo que nació en tus entrañas, no es una maldición, ni un castigo de Dios, la mayoría de las veces nacen con ese problema porque es un problema congénito, o a veces por consecuencia del alcoholismo, de las drogas, de un embarazo mal llevado, y presentan muchos trastornos de salud, como dolencias cardíacas, sordera, y otras deficiencias.
No son niños normales lógicamente, no podrán casarse, ni alcanzarán las metas que un hombre o mujer con inteligencia normal lo hacen, pero de lo que sí es seguro es de que desarrollarán quizá más que otros la inteligencia que el amor puede lograr en un ser humano, no tienen malos sentimientos, no odian, no tienen envidia, son niños más excepcionales que especiales, que solo saben regalar su hermosa sonrisa, su alegría y su amor.


miércoles, 6 de febrero de 2008

TODO ESTÁ IGUAL


Se amontonan los recuerdos en los desteñidos muros 
que guardan las reliquias de otro tiempo; 
todo está igual, como te gustaría verlas 
igual que siempre, así como las dejaste 
los libros envejeciendo, enmohecidos
de nostalgia dejan caer de sus hojas
tus amarillas notas con olor a humedad, 
como si tus manos las hubieran dejado ayer 
para que mis ojos te puedan leer otra vez… 

Todo está igual, tu guitarra esperando todavía… 
detrás del atril oxidado de tu ausencia, 
esperando la hora de la siesta para que suene 
la milonga ó una antigüa melodía medieval, 
o al pajarito que a veces detenía su vuelo 
para oírte asomado en la ventana 
a veces parece que no te has ido 
que tus quejas romperán el silencio, 
que tu risa contagiosa me hará también reír. 

También hay una reja pero sin madreselvas, 
que quedó a la espera de verte entrar, 
a esta casona pobre que la lluvia desgasta 
donde duermen la soledad y la rutina mías... 
y así se va la vida, tristemente en el pueblo 
que huele a brisa de mar y a olvidos…

Mas todo está igual, los cuadros que observan 
el lento y pesado trajinar de cada día, 
el bisabuelo que sonríe detrás de la lámpara de pie, 
los retratos de la comunión y la Virgen 
que reina en la sala con los colores de la Patria 
y tu foto entre los malvones me sigue adonde voy 
para darme los buenos días o dormirme con vos. 

Todo está igual pero faltan los malvones, el jazmín, 
la hora del mate que quedó suspendida un agosto 
y el rezo que siempre nos unía al atardecer 
bajo el cielo estrellado se apagó con tu voz 
cumpliendo los designios en un día aciago, 
cuando te fuiste sin despedirte… 
porque un destino traidor nos alejó 
impidiéndome pedirte el perdón... 
Mas vive la promesa de un abrazo eterno 
que me dejó el legado de tu fe,

Por eso todo sigue igual, nada cambiará 
estará siempre la mecedora como antaño 
aguardando la agitación de tu paso cansado 
porque es quien más te llora y te extraña 
desde las ruinas de su madera apolillada; 
estarán los helechos y los geranios 
esperando el rocío del alba de tu amor 
nada habrá de cambiar tu lugar madre, 
hasta que el cansancio de vivir cierre mis ojos 
y al abrir la puerta de otro tiempo 
pueda soñarte volver y con tu bendición 
descubrir los misterios de esa otra vida prometida 
para darte el beso que no te pude dar…