miércoles, 20 de febrero de 2008

EL IMPOSTOR

No tuviste corazón, eso lo supe hoy 
cuando me asomo al pasado que se fue 
donde tantas veces me juraste amor 

Y yo de tonta como siempre creyéndote… 
pero no es que duela tanto tu olvido, 
duele más saber cómo me sacaste de tu vida. 

Impíamente te fuiste, dándome la espalda 
te fuiste en una noche silente, cerrando la puerta 
para que no te viera ni te oyera marchar. 

Así pagaste ingrato el amor que te ofrecí 
cruzando de acera para no verme más 
después…si te he visto no me acuerdo 

…Quizá un día te paguen con la misma moneda 
y entonces sabrás como sufre un corazón 
cuando lo desprecian como tú al mío. 

Todavía guardo conmigo tus versos de ayer
esos que me hablaron de tus sentimientos,
que supieron hacerme la mujer más feliz 

Quien sabe si todavía conservarás los míos, 
tal vez hoy sean cenizas en tu alma 
o los habrás hecho añicos al decir adiós. 

Solo sé que en tu vida soy menos que nada, 
si estoy viva ó muerta a ti no te interesa 
y si lloro tus ausencias para ti es igual. 

Poco queda del hombre que conocí 
aquel que llegó con su equipaje de sueños 
para sembrar un sendero de quimeras 

Aquel que una vez reinó en mi vida
que me vistió de besos a la luz de la luna
que sembró palabras de amor con su poesía

No…en tu lugar hay un extraño parecido a ti 
con tu misma voz y mismo nombre; 
pero ¿sabes? Prefiero recordar al que yo amé 

Al que me cubría de besos al llegar, 
que me hacía sentir amada y protegida 
a ese jamás…nunca lo podré olvidar 

Hoy ya no eres el mismo, algo te hizo cambiar, 
y en tu lugar diste paso a un impostor 
que para olvidarme no tuvo corazón. 



1 comentario:

Serina dijo...

con que fuerza y sentimiento describes el amor....o el desamor...precioso...espero que no sea veridico...
un beso.