jueves, 1 de marzo de 2012

INTIMO DESPERTAR


Cada vez que pienso en tu nombre y tu presencia
que se acerca a cada instante, a cada paso,
comienza un palpitar en mi interior
se estremecen mis manos por tocarte,
y buscar de las tuyas el calor.

Tiembla el corazón como una hoja
anhelando el nuevo despertar de nuestras bocas,
para arrancarnos el alma y nuestra vida.

Todo mi interior va despertando
como una flor que renace con el sol,
los pétalos de esta escasa juventud van brotando
haciendo de mi otra mujer,
para este cuerpo que tu tan bien conoces,
rendido a tus mas íntimos deseos,
sumido a tus caricias posesivas,
esclavo de tu amor y tu pasión.

Aquí contando el tiempo que no corre
mientras la brisa tropical me acaricia el rostro,
mientras el aire del mar humedece mis ojos,
siento un urgente deseo de llorar.
Tal vez vendrás a mi un día
como las olas que vienen y se van...

Aquí sentada en la orilla escribiendo tu nombre,
acariciando corales, caracolas y algas,
respirando el perfume salado de tu ausencia,
te dejo mi soledad bajo la arena
y una lágrima de sal en el mar.