viernes, 22 de junio de 2007

MATANDO EL AMOR

Qué puedo hacer con lo que siento
destruirlo a tu manera es imposible,
si al menos me dijeras como se mata el amor,
como se arroja una ilusión al cesto de la basura.

Empezaría rompiendo tus cartas, tus poemas
inventaría cualquier cosa para odiar lo que eres,
y olvidar lo que fuiste, así se hace no?
o riéndome de este sentimiento
que para ti fue una farsa,
una mentira blanca, un refugio a tus problemas,
hasta un frío aprecio como ayer dijiste,
cualquier cosa está permitido decir,
todo menos ya lo sé…la palabra amor.

Tal vez deba agradecértelo, sería lo más justo
aunque tu sinceridad llegue un poco tarde
horas más horas menos, no cambian este dolor;
mejor hubiera sido preferible que no volvieras,
que me dejaras al menos el recuerdo de esa última vez,
de ese hombre que no eres tú, que yo amé, que yo esperé…
me dices que yo te abrí los ojos, y yo quisiera tenerlos cerrados
para conservar un poco de esa tonta quimera ,

El sueño terminó y cada quien a lo suyo,
gracias por esta realidad, por esta verdad amarga,
de hacerme sentir que nunca fuiste mío,
que no me sentiste tuya, que no te importé nunca,
que todo fue una locura…Ya no te hace falta el refugio…
o quizá son otros brazos donde encontraste algo,
y no quiero saberlo, ya te iré olvidando…
porque es la única forma de matar el amor, con el olvido.

Quién sabe si algún día podamos ser amigos,
y reírnos de esto que vivimos,
ahora primero es lo primero,
enterrar en el corazón esos sueños,
palabras que inventaste, que me sedujeron,
pero que hoy irremediablemente…¡se las llevó el viento!

Cerrar esta llaga por la que respiro, el despecho,
maldecir cada hora que te entregué mi amor,
y odiarme a mí misma por no aprender jamás
que esta clase de amor no sirve,
ni puede compararse a un amor verdadero.

Seré a partir de este momento la asesina de una ilusión,
con un puñal de rencor la haré mil pedacitos,
con una lanza desangraré este corazón
y con un adiós te enterraré amado mío
en esta tumba que el pasado ha escrito para los dos;
que seas feliz como no podré serlo yo,
no te guardo nada, no hay porque sentir rencor,
no me correspondiste y eso fue todo
ya puedes irte, estamos en paz…