martes, 28 de agosto de 2007

DESDE EL AMOR



Si el corazón pudiera hablarte 
cuántas palabras pudiera decirte 
desde el amor que siembra la ausencia, 
de esa nostalgia mía que tú conoces 
de ese ayer nuestro que esfumó la brisa. 

Presiento en este rincón tus ojos húmedos, 
que ahogan la melancolía de la tarde, 
y tus labios los imagino soñando el beso 
desde el amor que retoña en primaveras 
con aromas de tus rosas y mis madreselvas. 

Si el corazón te hablara de esta soledad 
tan silente como arraigada en mi alma 
sabrías que mi sufrir es como el tuyo, 
que vamos tú yo construyendo imposibles, 
mirando la misma luna, el mismo ocaso. 

Y si te acercaras aún más a mi corazón, 
si pusieras tu cabeza en mi pecho 
sentirías en cada latido algo de ilusión, 
solo sabrías de esta mujer solitaria 
para quien ya se marchitó toda esperanza. 

Somos tú y yo como un velero a la deriva 
siguiendo en la brújula de las estrellas 
el camino que perdieron nuestros sueños 
y en un mar nuevo tal vez nos encontraremos 
en una eternidad donde no viva la tristeza. 

Desde el amor presiento que en tu lejanía 
las amapolas blancas y rojas guardan tu beso, 
que recogerá el jazmín de mi mañana, 
solo soy verso para ti, y tú añoranza… 
meciéndome en tus brazos de alborada…

2 comentarios:

jose marcelo dijo...

Es curioso, pero mientras leo este tratado sobre el amor y la distancia, sobre la soledad añejándose en algún rincón de las almas desesperanzadas, sobre las ausencias que prevalecen aun en los lugares mas concurridos, tengo la firme sensación de estar escuchando música. Es mas, percibo claramente el susurro de los instrumentos.
Tengo que aclararte que desde la última vez que firme tu blog (tu antiguo blog) has mejorado, y ya eras muy diestra en esto. Pero este blog Maria José, ¡¡este blog es tu fracaso!! Ya te lo dije una vez, el papel te reclama, no podes seguir sin publicar un libro.
Todo muy lindo con este blog, embelleciendo un poco la inerte atmósfera de la existencia virtual, pero, te lo repito, no podes seguir sin publicar un libro.
Y te lo dice alguien que no soporta la poesía de amor (esto lo quiero aclarar bien)
Y mientras escribo esto, sigo escuchando la música invisible, inefable de tu poesía.-

Maria José Acuña Belaustegui dijo...

Es un honor que me hacés Marcelo con este comentario que me dejas hoy, lamento tener que seguir siendo fracasada, pero la edicion de un libro lleva mucho dinero, claro que no renunciaré a eso; aunque de cierta forma ese sueño lo he visto cumplido porque tengo un amigo en España que me publica algunas poesias de vez en cuando en su revista literaria; que lastima que no te gusten la poesias de amor, será que nunca estuviste enamorado? (bromas) te dejo oyendo esa musica quizá Chopin o Lizt, desde mi corazon con toda mi gratitud un beso, Maria José