jueves, 19 de julio de 2007

A CUESTAS



Vivirán tristeza y soledad conmigo
llevándome este tiempo de mis penas
a un destierro de desamor y olvidos
donde habrán desiertos de espinas

A cuestas subiré el calvario de mi cruz
bajo un cielo apagado de lunas;
sin amor no habrá norte que seguir...

Marchita va quedando mi piel
sin beber las caricias del amor que se fue,
mirando por la rendija la vida que se va,
viendo ocultarse el sol y mi esperanza.

No miraré hacia atrás donde queda el pasado
será largo el silencio y corto el versar,
a cuestas seguiré escalando y bajando los años,
escribiendo mi epitafio para el final.

Murieron el ayer y los besos antigüos
de esa ilusión que soñé en desvaríos,
es árido el verso, ya sin lágrimas que rieguen
a este viejo sufrir... que sólo este dolor queda vivo

¡Qué largo se va haciendo el olvido!
pesan mis pies y el alma arrastrando la soledad,
sin amor bajaré la cuesta hacia un ocaso gris,
donde vivirá el corazón su desterrado destino.


No hay comentarios: