jueves, 4 de octubre de 2007

IGUAL A TODOS




Qué pronto me olvidaste ¿quien lo hubiera dicho? 
Después que me jurabas que siempre me querrías, 
que en este mundo nada ni nadie nos separaría, 
por la boca muere el pez… así es amigo… 

Ahora que han pasado ¿cuántos? Cuatro meses? 
…ese desengaño ya pasó, ya puedo razonar en frío, 
y considero que no fuiste distinto a ninguno, 
dijiste las mismas palabras, el mismo verso… 

Fuiste igual a todos, mintiendo ilusiones al por mayor, 
es verdad… no hubo promesas, ni compromisos, 
fuimos ese tonto amor virtual que te entretuvo, 
usando al amor y a mí… lógico…como un papel desechable 

No, no es cierto, no fuiste igual a todos… fuiste peor… 
te escondiste detrás del silencio, cambiaste de ruta 
borraste la palabra amor por un falso aprecio 
no, no fuiste igual a todos, fuiste el más hipócrita. 

Pero sinceramente ¿crees que me importa? 
la verdad, no me siento perdedora, ni vencida, 
apostaría a que tú perdiste mucho más, 
porque te quedaste a solas con tu conciencia… 

No te deseo mal, de veras, no soy de ésas… 
ni voy por este mundo presionando, ni amenazando 
ni quitándole el marido a las demás, más bien se los regalo 
solo tuve el desatino de tropezar con otra piedra. 

Lástima sí me dará aquella que te encuentre, 
la desdichada no sabe la suerte que le espera, 
pero después de todo… eso no es de mi incumbencia, 
yo contigo ya arreglé mis cuentas, olvido por olvido 

Algún día quizá… tú y yo nos cruzaremos 
porque al fin y al cabo este mundo es un pañuelo 
pero descuida… cruzaré la acera o haré que no te he visto 
para ahorrarte la obligación de saludarme. 

Total… a estas alturas ¿qué podríamos decirnos? 
Un hola que tal? Y adiós, …¡por mí que sea hasta nunca! 
porque ya se sabe que en tu corazón estoy muerta 
y mi alma… hace mucho tiempo que te enterró.