jueves, 17 de abril de 2008

VENDAVAL


Lenta pero inexorablemente 
se va borrando el recuerdo 
de tu huella en mi vida 
te vas haciendo sombra…neblina 

De tu voz…murmullo en mi memoria 
quiere la nostalgia recoger 
unas últimas palabras... 
es en vano tratar de recordarlas… 

Quedaste tan lejos 
desde que el viento te llevó de mí 
que hubiera querido retener 
una ínfima parte de tu ser 

El vendaval de las horas 
arrasó desde el tiempo cruel de tu olvido 
arrancando de mi alma 
las raíces del amor que sembraste 

¿Pero sabes? 
El tiempo también dulcifica 
las amargas horas del ayer; 
lo sé, porque puedo recordarte sin llorar, 
aunque tenga el corazón 
como una hoja deshecha 
después del vendaval 

Tu nombre que a pesar de todo 
amo todavía pronunciar 
lo escribe el corazón secretamente 
donde quiera que vaya, 
cuatro letras que rezo al lado de mi Cruz 
para dormirme pensando en ti. 

Lenta…pero inexorablemente 
voy cerrando la ventana de tu recuerdo 
porque es hora de dejarte 
para que podamos olvidarnos al fin. 

Solo tu nombre queda escrito en el alma, 
tu nombre de sueño real y de pasado 
que el vendaval no se llevó 
para acurrucar este amor dormido en mi pecho 
que no pude enterrar porque me faltó valor…