viernes, 27 de abril de 2007

A CIEGAS


LA BIEN PAGÁ - DUETO TEATRALIZADO MARIA JOSE ACUÑA-JOSÉ MARTIN RIVAS

A la memoria de José Martín Rivas

Ven aquí… ven… no tardes,
sé que te matan los remordimientos
y no te atreves a cruzar la calle
ven, aquí vive esta mujer… tú bien pagá.
 

En casitas frente a frente mis dos amores se encuentran,
en una tengo a mis hijos y en otra mi penitencia.
Es tanta la confusión que me corre por las venas,
que pesan más sus pestañas que mi honor y mi conciencia. 

Voy darte ese placer que no tienes, 
que nunca te dará la beata de tu casa, 
la que vive rezando y prendiendo cirios 
verdad que sí ojazos negros? 
¡Anda chulapo, anda! 

Tengo un deseo que me mina y cuando la veo aprieta,
callado y casi decente, cuando duermo me revienta.
Oh, asilo de mi locura por un amor que está en venta,
mil veces feliz el hombre que la compra sin conciencia. 

A ver si encuentras otra como tu Manola,
con esta cintura apretá
con estas caderas de guitarra
y estos pechos de nácar

 Es como ardiente fuego que me trae y que me lleva
a la puerta de su casa con la ruina por bandera.
La veo como me excita arrimándose a la puerta,
con lengua de carretero y cintura de princesa. 

Yo soy la bien pagá, la que nadie quiere mirar,
en el fango caí por “curpa” del mal “nací´o”
que me dejó una barriga ,
el hambre y la “necesidá
me arrastraron a la “mala vía”.

 Sin quererlo remediar tengo una doble pena,
una por perder el cielo otra busca mi condena.
Quien lo había de decir que siendo tan guapa hembra,
esté para circular como la falsa monea.
 

Hoy me llaman la zorra, la vendía
que alquila su cuerpo por un miserable duro
pa’ quien quiere el placer
…Y el que me busca me encuentra… 

Pero los celos me matan por oscura callejuela,
ella abre su oficina cuando yo arrio bandera.
Y siento como una cosa que me sube a la cabeza,
y la sangre por mis ojos se me hace roja niebla. 

Soy tentación que arde en tus “entraña”,
“pecao” que se mete por tus sábanas,
te mueres por probarme, por arrancarme el corpiño,
mugiendo estás como un toro por tirarte encima mío. 

La cosa no es tan sencilla porque la quiero de veras,
y ella de veras quisiera que de oro mina fuera.
Cualquier día acabaré por apartar mi decencia
y, como una fiera en celo me cobraré mis moneas. 

Muriéndote estás por “gozá” “to” la noche
¡Anda!, jura por tu “mare” que no me has “mira´o”,
tus ojos me dicen lo que tu boca miente…
ayer mi menda, Manola, te vio desde el balcón
con tus ojos “peca¨ores me jacías” el amor 

Con los ojos entornaos y la boquita entreabierta,
quiero quitarle los bulos y dejarla de amor muerta.
No hay paso que yo no dé donde no la pise a ella,
yo creo que más que sombra es mi piso y penitencia. 

Que no te aguantas por entrar en mi cama,
por darle rienda suelta a tu deseo,
dime que sí, moreno, y verás er cielo…
y no creas que te juraré amor
eso no se estila en mujeres como yo. 

Me tiene “engatuza´o” y “metí´o” en su talega,
y en este tira y afloja me siento como veleta...
con los ojos entornaos y la boquita entreabierta,
quiero quitarle los bulos y dejarla de amor muerta. 

Anda… anda… voltea… guapetón
Ya lo sabes …. y no me digas que no,
ya lo sabes en la esquina y al sereno
te espero por un pastón.


María José Acuña - José Martín Rivas


jueves, 26 de abril de 2007

ARROPADO EN EL SUEÑO


No dejaré de soñarte en mi seno,
aunque hoy tenga los pechos marchitos y resecos,
cada día te inventaré un nombre,
le pondré color a tus ojos,
sentiré tu piel suavecita y toda la ternura se desbordará,
esa ternura de madre que ahogo en silencio,
y que sin saber por qué la vida me negó.

No dejaré de acunarte hijito mío,
de consolar el llanto de tu despertar,
de levantarte de la cuna para darte de mamar,
no podré jamás renunciar a mecerte
en estos brazos fríos de soledad;
así me derriben los años, de este sueño nunca te irás,
te arropará suavemente mi melancolía

y entre soledades te volveré a llamar,
te añorarán mis pechos vacíos de leche para calmar tu hambre
te esperarán mis brazos para dormirte con mi arrorró

Cuántos eternos segundos murieron sin vivirte,
sin verte crecer en mi vientre, sin parirte a la luz y bendecirte,
sin cambiarte los pañales, sin verte corretear por ahí,
sin oír tus primeros balbuceos diciendo mamá
¡Cuánto se llevó el tiempo!
Qué vacía y larga se hizo esta vida sin ti…

Quisiera sentir en mis entrañas tus pequeños latidos,
pero solo me queda la aridez de la ausencia;
al acariciar mi vientre las lágrimas se secan
en el desierto de mi alma… hoy estoy totalmente vacía
las cicatrices se cierran sobre mis entrañas.

Arropado te llevo conmigo siempre mi pequeño,
te abrazo a mi cuerpo meciéndote con mi dolor;
antes que me cubra otra vez la tristeza
quiero despedirte con otra alborada,
gimiendo de desamor antes de despertar,
una cuna vacía se desvanece en la bruma del sueño...


jueves, 5 de abril de 2007

MAL AMOR -DUETO TEATRALIZADO MARIA JOSE-JOSÉ MARTIN RIVAS



La llevas pingá en el alma la ira que da tu cuerpo, 
si me pudieras matar seguro que estaba muerto 
algo me gusta de ti aunque eso no lo dices, 
¡que me quieres con disloque por encima de tus diques!

No me vengas a "llorá", ni me vengas ah'certe "cruce" 
porque tú ahora te sientas de lo más "arrepentío" 
sigue mejó tu camino...Que a otro ya me h'escogío 
¡Ay que no te aguanto! ¡Demasiado te he sufrío!

Mentiras vas criticando, tu cuerpo se va encendiendo, 
te inflamas en mi presencia pero me pides por dentro. 
serrana no me conoces... ¿Quién te iba a ti a decir 
que con la boca callada yo te escucharía a ti?

Mejó que no digas ná, que jarta ya estoy de ti 
yo he dejao de quererte con el mal amor que me das 
y mira: ese despecho lo puedes "tirá pal río", 
porque de tus "engaño" serrano el corazón se ha "jarta'o" 
viéndote en la oscuri'á de lo más arrincona'o 
"Morreando" a cualquier tía ¿y qué? ¡no te soporto "má"!

Tu calle ya está desierta y vacías las esquinas 
como quieres que te escuchen en medio de tanta espina 
ven y siéntate a mi sombra de palmeras y marinas, 
y si quieres un teatro yo te doy mis bambalinas 
no me cuelgues más mochuelos, no me largues más proclamas 
une candela y candela y verás solo una llama

¡Pero que te habías "creío"!. ¿que mis ojos no te vieron? 
cuando salía la luna te huías "jombre mardito" 
a "perseguí" la lujuria en brazos de otra mujé, 
muchas veces lo he "sabí'o" que te ibas con la sucia, 
y de mí os habréis reído los dos por un largo rato 
¡lo sabía! ¡que por gitana llevo sangre andaluza y de bruja!

Los dos estamos cantando aunque sean sufrimientos,
tú pajarillo enjaulao, yo, veleta contra el viento
si me ves no soy gitano sobre un caballo de cuento,
ni soy manejo de brujas que inventan un feo sueño

Y no pongas esa cara, bandido, de quien va pa'l sacrificio 
que adivino tus intenciones, ¡y ya te veo "vení"! 
a quererme "convencé" de "volvé" otra vez a los mismico de antes, 
déjate de desvaríos serrano, ¡te "esquivoca'tes conmigo!

Deja a la gente tranquila, no le bailes más a nadie, 
dime a mí lo que tú quieres pa que así se acabe el baile 
de las cosas que me dices los recaos van al aire 
y tres o cuatro pestañas por si se encarta mirarme

O mejó... sí te lo digo... el punto final pongamos 
a este amor que mi arma en mal día tropezó 
que te lo vuelvo a "decí" ... no eres jombre pa mí; 
cuántas veces te lo diré pa que de una vez te enteres 
que de ti ya me "orvié" ¡asín! ¡con "to'as" las letras! 
tus besos me los quité, me los arranqué a la fuerza

Tus uñas van por el aire, tus silencios son tu cruz, 
como yesca con su cáñamo, así me achicharras tú; 
tientas tanta mala uva en la entraña achicharrá, 
que te sale por los ojos lo que de buena no das.

Ya te lo dije hace poco que mi coba va con otro... 
...otro "mejó" que tú ¡que no me será un perro "infié" 
por mis entrañas corre uva de la mejor vid 
y para amar estoy hecha. pero a ti... ya no te quiero "vé"

No seré mejor o peor que otro cualquiera, 
pero sí que soy famoso porque me das mala prensa 
no sé bien de que estás hecha, ni bien que pretendes tú 
pero sí que esta condena me la pones con tu cruz

¡Ay "ozú"! ¡mira que cosa vas a penar condenao 
ayer fuiste tú el "agraciao" quen saboreaba mis "bezo" 
y ahora estará otro paladeando mi boca 
un "jombre" como una sierra estará ocupando tu "lugá" 
se lo ganó por derecho ¿Y ahora qué, te ríes d'eso? 
respirando estás por la hería ¡que te conozco y lo sé! 
de "pensá" que en esta esquina, cristiano, tú saliste mal parao

Yo soy gitano de campo con el sol pegao al pecho,
desnudo como la tierra y seco como el barbecho
de corazón y de boca, con las dos cosas te quiero,
pero mi alma es albahaca que espanta tos los insectos
y si me tocan la fibra llegaría a ser violento,
violento como una llama empujada por el viento

Vete...Vete...Vete ya... no me vuelvas a buscá
si no quieres que la gitana "maldición" te quiera echá
y si te vuervo a encontrá... por la acera en que yo piso...
"v'y a "largá" mi vista a un lao ...y por mí...¡que no te he visto!

MARIA JOSE - JOSÉ MARTIN RIVAS


PERDONA A TU PUEBLO, SEÑOR



Perdona a tu pueblo Señor
perdona a tu pueblo.
¡Perdónale, Señor" 
 

Perdona a tu pueblo Señor...
que te deja olvidado en esa cruz
perdona a ese Judas, a ese Pedro que a veces somos
cuando te negamos, cuando te ignoramos
cuando traicionamos tu Amor con el rechazo, con la burla
con las blasfemias que salen de nuestra boca
cuando rechazamos tu Nombre y tu Cruz
por esa poca confianza en tu Misericordia

"Por las heridas de pies y manos,
por los azotes tan inhumanos.
¡Perdónale Señor!"

Perdona a tu pueblo Señor...
que no sabe lo que dice ni lo que hace
cuando preferimos escoger el camino del mal
cuando dejamos de lado la oración, cuando perdemos el valor
cuando preferimos los asuntos mundanales
con nuestras vanidades y frivolidades
con nuestra falta de caridad al prójimo y a nosotros mismos
cuando no sabemos ser agradecidos por tus bendiciones

"Por tus profundas llagas crueles,
por tus afrentas y por tus hieles.
¡Perdónale, Señor!"

Perdona a tu pueblo Señor...
que no te ofrece sacrificios, de recogimiento,
de ayuno, de silencio o de abstinencia,
por ese poco espíritu de mortificación
por esa falta de humanidad de que a veces carecemos
por nuestro corazón duro para juzgar y falto para perdonar
por nuestros vicios y concupiscencias
por nuestra falta de arrepentimiento

"Por los tres clavos que te clavaron
y las espinas que te punzaron
¡Perdónale, Señor! 
 

Perdona a tu pueblo Señor...
que te golpea con el látigo de la maldad, de las guerras,
que hace sangrar tus heridas con el crimen, con la corrupción,
las violaciones a los derechos humanos
la pornografía, la prostitución,
los abusos infantiles, la pornografía,
los abusos infantiles, el aborto, la eutanasia,
el suicidio, el maltrato a los mayores

"Por la abertura de tu costado
no estés eternamente enojado
¡Perdónale, Señor!

Perdona a tu pueblo Señor... que te crucifica
con las mentiras, la soberbia, la indiferencia,
con los excesos que cometemos, gula, adulterio, ira, avaricia,
pereza, envidia, lujuria, por nuestras caídas perdónanos...
perdona a este pueblo Señor... que está ciego, sordo y mudo
a tu Voz, a tu Palabra, a la Verdad

"Perdona a tu pueblo, Señor,
perdona a tu pueblo
¡Perdónale, Señor!