lunes, 21 de junio de 2010

PORFÍA


Quisiera ahogar esta tristeza 
en el fondo de tu corazón 
que anegara los rincones de tu alma 
así, como una lluvia de verano, 
empapando tu cuerpo del rocío 
de mis lágrimas, de mi angustia. 

Esta tristeza que nace de tu olvido, 
de palabras que ya se saben de memoria 
mis labios de tanto repetirlas; 
porque de anhelarte noche tras noche 
se han encanecido mis sienes 
buscando inútilmente un por qué. 

Si insiste mi amor en esperarte 
seguramente será por ese empeño 
de querer alcanzar esa tu estrella 
que brilla más alto cada día 
en el cielo lejano de tu huerto, 
mas quiere esperarte este amor en su porfía. 

Me traiciona mi cobarde corazón 
cuando me digo a mi misma que no existes, 
que eres solo una gota de agua en el mar, 
mas al cerrar los ojos te estoy viendo 
besando mis pies como espuma blanca 
que traen las olas de una mar serena. 

Es inútil cor meu, aquí sigues estando, 
latiendo cada vez más fuerte, 
secando con ausencias mis desiertos, 
ya no puedo negar lo que tú eres, 
ya me rindo a la porfía, tú ganaste, 
ya perdí esta batalla, ¿Sabes por qué? 
Porque siempre te querré…siempre…

viernes, 11 de junio de 2010

AL SAGRADO CORAZÓN DE JESÚS


Late en nuestro pecho Señor 
con la llama ardiente 
de tu Divino Amor 

Late en nuestros corazones 
que desean recibir 
el consuelo, la paz, el perdón 

Divino Salvador derrama tu bendición 
sobre toda la humanidad 
aún sobre los que te rechazan 

Que tu Sagrado Corazón nos colme 
de pureza, alivio, gozo eterno, 
de Esperanza y de alegría espiritual 

“Reine Jesús por siempre, 
reine su corazón 
en nuestra patria 
en nuestro suelo 
es de María la nación”