CRIMEN PARA DOS - CUENTO POLICIAL - CAPÍTULO IV

Llegaron al Blondy, pasadas las once, en la puerta había otro gorilón, no el que conocía Rick, eso les favoreció un poco, para poder entrar. Esta vez no parecía tan rudo como el anterior. Les mostraron las placas. El tipo los miró detenidamente, más que todo a Cat, que le puso cara de "rudo". -Venimos a hablar con el jefe- dijo Meloni -Sí, reforzó Rick, nos está esperando- Rick pensó si no estarían pasando de listos. Lo importante era entrar. Si hacía falta romperían unas cuantas mesas. El guardia al fin les dio la entrada. El lugar apestaba como anteriormente, a tabaco, a marihuana, sólo en la barra estaba más iluminado. Y para su buena suerte, "encanto" despachaba a los clientes.  Menuda sorpresa se llevaría. Con Meloni se sentaron en la barra. Cuando el rubio los vio, puso una cara como de "no puede ser" - Hola encanto, le sonrió Rick- unas bien frías para el oficial y para mí. 
-Amigo, ¿qué haces aquí? Ya te he dicho, no es buen lugar...
-¿Para los poli? ¿No sabes que con una orden yo podría registrar este lugar? Pero no importa, aquí mi compa.. el oficial te hará unas preguntas, de rutina, claro. Yo veré un poco el sitio ¿sí? A ver que hay por ahí ¡Ya vuelvo!
-Tu compañero está loco, este lugar es peligroso.
-¿A qué tienes miedo? le preguntó Cat, con voz masculina.
-A nada...a nada... pero traen armas. El rubio esquivaba los ojos.
-¿Sabes de quién era el reloj que te mostró Rick?
-Ya he dicho que no conozco ese reloj. ¿Por qué no quieren entenderlo? Ayyy por Dios, dijo poniéndose sus manos en la cara, en gesto afeminado
-Ese reloj era de Martin Poli
"Encanto" clavó los ojos en Meloni. Su mirada respondió la pregunta. -¿Sabes? le dijo "el oficial" Tal vez seas tú quien corra peligro. Y le mostró la tarjetita encontrada en el lago. ¿Conoces a Jerónimo Cortés?  Una voz respondió a sus espaldas.
-Soy yo, ¿qué desea?
Cat se dio vuelta, y lo que vio no le gustó nada. Toda la perversidad y la maldad, la miraron desde unos ojos helados....

Continuará...

Comentarios

Entradas populares de este blog

CRÓNICA DE UNA MUJER ENGAÑADA

TESTAMENTO DE UN SUICIDA

HISTORIA DE AMOR DE LA TERCERA EDAD