lunes, 16 de abril de 2018

NI PARA LLORARTE


Ni para llorarte me quedan lágrimas
Vacía quedó el alma de recuerdos
Y al tratar de recordarte el despecho
Me nubla, me mata, me aniquila

Ni un poco dejaste en tu corazón
Ni un despojo para mí de tu  vida
Para quien un día de verdad te amó
Ni siquiera te serví como amiga

Y me queda ese dolor incrustado
Como una espina de hiel y amargura
Cuanto mas intente querer arrancarla
Mas hiere, envenena y me lastima

No te nombro y tampoco te olvido
Vives en mí como un eterno anhelo
Como un estigma grabado en mi cuerpo
Ni llorar puedo cuando el llanto acecha

Sólo dejaste indiferencia y mentiras
Y yo te di  mi amor y compañía
Me hiciste pagar un alto precio
Sin darme siquiera ningún derecho

Ya no vivo en ti, me arrojaste al olvido
Fui una sobra de comida en tu plato,
Fui la migaja que se le da a un perro
Tú vives en mí como un sueño perdido...

No hay comentarios: