viernes, 3 de febrero de 2017

DIE ANGEL


Una mesa dos cafés. Nosotros
Alli por única vez fuiste para mi
Asi como te soñaba
Un lugar hecho para nosotros
Alli empezamos nuestra historia
corta como el amor y larga como el olvido.
En servilletas me declarabas tu amor,
Eternidad para una vida juntos
Un lugar apartado del mundo
donde nadie nos encontrara
Un tiempo que no pude atrapar
Para amarte a sorbos
entre besos dulces y café
Nunca mas volví...
cuando atravesé ese portal de madera
no sabía lo que dejaba allí.
Después fuiste otro, no el que yo soñé.

Y como me gustaría 
Verte en esa misma mesa
Observarte desde lejos, invisible,
Para no interrumpir tu vida
Verte bebiendo café o cerveza
Escribiendo en una servilleta
O en la carta del menú
Las mismas palabras
"Un muchacho que siempre te querrá"
Palabras que después rompí...
Die Angel tendrá siempre algo de ti
Porque ahí permanece casi vacía,
Oscura, silenciosa, 
Como esperándonos, en la misma  mesa, 
los jarros desbordando cerveza
el café para sorbernos los labios,
Tus ojos en mis ojos
Mis manos en tus manos
Y en el aire rondando el amor...