martes, 11 de noviembre de 2014

CHARLA DE CAFÉ Y AMORES

Charlemos hoy mi buena amiga;
tomemos un café en esta mesa,
de nosotras, de esta vida nuestra
del destino irónico que hoy nos liga

De este loco azar que un buen día
nos unió  en una  amistad verdadera
llámalo  azar, casualidad, lo que tú digas,
dos mujeres, tú joven, yo más vieja

Tú en la flor de la vida, yo en la última recta;
en ti vive un amor único, presente,
en mí vive la nostalgia y la tristeza
de un amor imposible y ausente

Charlemos hoy amiga de esas cosas
que necesitamos confiarnos las mujeres;
dejemos que el corazón disponga
a desahogarse secretos y verdades

Me dices  que eres dichosa, que eres feliz,
me cuentas de sus palabras de amor,
que él  solo vive pensando en ti,
soy feliz por tu dicha, aunque un dolor

me atraviese un poquito el corazón;
tal vez me hace recordar que un día
yo tuve la misma dicha que tú, amiga
las mismas promesas, la misma ilusión

Me muestras lo que llevas en tu cuello
un delicado collar que el te regaló,
una flor es lo que me quedó de su recuerdo...
una flor reseca y mucho desamor

Sé que no es mala tu intención al nombrarlo;
en el fondo del alma algo me lastimas...
no tienes culpa que él me haya dejado
Ya nada me hiere de él, nada... descuida...

Tú tuviste esa suerte que yo no tenía,
eres más joven y bella, era natural...
yo, soy esta mujer sin gracia, otoñal;
entre las dos nunca habría rivalidad

No sé por que te tengo tanto cariño;
ese dolor mío hace tiempo que pasó
Yo tengo mi vida, tú tienes tu camino
Nunca nos unirá  el mismo amor.

Toma el café mujer, que se te enfría
dejemos de hablar de amor y soledad
no me mires así tan sorprendida,

lo más bello que tiene  la vida es la amistad.