sábado, 26 de abril de 2014

LA BALA - CUENTO POLICIAL - CAPITULO III


-Bueno, señores, no estuvieron tan mal los resultados -dijo con optimismo Gastón Franz. Nuevamente en la sala de operaciones como llamaban a la oficina donde analizaban los casos. En la pizarra donde estaba escrito el nombre de Belén de Estrada fue agregando:

 No le gustan los perros  No deja que nadie entre al patio  Rosales su lugar preferido

En el dueño de casa  Mariano Estrada   ¿enfermo?  ¿Escondido? "Persona de interés"

En el tío escribió otra flecha Maximiliano Villegas Rolón  ¿muerto por enfermedad o asesinado?

-Allí la situación es irregular, desde este momento la criada será nuestros ojos. Una forma segura de tenerla Toby, sería que le prometas ofrecerle ayudarla a legalizar su situación; pero asegúrate primero que estemos sobre algo seguro, como para tenerla de nuestro lado, no sea que se arrepienta después que tenga su residencia.

-Sabe jefe, en el fondo tengo el presentimiento que esa infeliz puede estar en peligro.

-Tonta no es, sabrá cuidarse sola, nada le pasará si no anda hablando demás.


En la mesa de caoba, los ceniceros estaban al borde de colillas, tazas de café, marcadores, papeles. Ese era el cuartel para atrapar a los "malos". La verdad, tarde o temprano flotaba de las aguas profundas, en cada uno de los casos, que no eran muchos crímenes, pero sí robos, estafas, contrabando de drogas.

-Y tú, qué me dices Tony? qué te dijo Dupless? Tony puso la bala sobre la mesa -Calibre 22, no es una pistola poderosa, pero lo suficiente para entrar directo al corazón o a la cabeza si se tiene buena puntería, puede matar... No tiene huellas, ni ADN. Fue disparada hace más de diez  de los años. Mañana tengo entrevista con el Director del Registro Inmobiliario, un tal Barry Christos -terminó diciendo Tony, el más alto de los gemelos Maestre.

-Y a Ud jefe, como le fue con la "duquesa" averiguó algo? -Poco, hasta ahora no tengo pruebas que la incriminen, ni a ella ni a su esposo.

-Pues esperemos que este Christos revele alguna novedad. De otra forma hasta aquí nos habrá traído el río...

Toby se desperezó Llevaban cinco horas sacando conclusiones. No era poco hasta donde habían llegado -¿Qué le parece si encargamos unas pizzas? y luego nos mandamos una partidita de pool.
-Acertado dijo el Alguacil   -Me leíste el pensamiento hermano - dijo el otro gemelo


Esa noche en Santa María del Talar se avecinaba una tormenta. ¿Qué traerían los nuevos días? Sus únicas esperanzas estaban cifradas en el Registro Inmobiliario. Gastón sabía que de allí saldría una respuesta que podía ser definitiva. Desde una esquina del escritorio,la pequeña bala parecía tener la respuesta final.

.............................//......................................

DÍA 3

Registro Inmobiliario DEL-TA

-Sr Christos, Ud. sabe el motivo de esta entrevista. Queremos saber todo sobre el tío de los Estrada. Fue dueño de la mansión que ocupa actualmente el matrimonio Estrada? Fue heredada por ellos?

-Sí, claro, entiendo detective Maestre, en esta carpeta están todos los registros de la casa, del año 1911, a nombre de Maximiliano Vegas Rolón, tio abuelo del Sr. Mariano Estrada. Oriundo de Cádiz, España, soltero, poseedor de una inmensa fortuna, al no tener descendientes directos, heredó su mansión y su fortuna a sus sobrinos.

-Es decir, que  no encuentra irregularidad alguna. ¿No falta ningún papel?  ¿Las firmas son auténticas?

- Hasta el día de hoy no hemos encontrado nada anormal en los papeles. Realmente es un expediente muy antiguo. Lo saqué de los archivos por expreso pedido suyo, aunque revisando esta mañana...

-¿Qué? Qué pasa con los papeles? -Tony abrió los ojos.

-No tenemos Acta de defunción del tío Maximiliano. Tenemos el testamento pero falta el  Acta de su fallecimiento. -(Eso le va a gustar al jefe- se dijo Tony)

-¿Es obligatoria en su carpeta?

- Claro que lo es, el expediente debe estar completo

-¿Se habrá perdido? -preguntó el detective- ¿No se la exigió a los señores Estrada?

- Como le digo detective, este expediente es muy viejo, muchas manos han pasado por aquí.

-¿Qué tal si le pregunta a la señora Belén de Estrada si ella lo tiene? Puede inventar un motivo para exigírselo.

-Pudiera ser, el lunes a primera hora la estaré llamando. Pero no le prometo nada; veremos que me dice.

-¡Hágalo sin falta! El lunes le llamaré para saber que resultados hubo.


Finalizando la tarde en la pizarra del "cuartel" había otra flechita: Belén de Estrada  No le gustan los perros    No deja entrar a nadie al patio Heredera del tío  No hay Acta de defunción  "Persona de interés" subrayó Gastón

Toby, el más perspicaz de los gemelos señaló: -Y el marido qué? ¿No hay más flechitas?


-Es el próximo -dijo el alguacil, esté enfermo, paralítico, como esté en esa cama, tendrá mucho que decir.

No hay comentarios: