martes, 28 de agosto de 2012

MÍO





Y vives en mí callado y quieto
sin que pueda decirte mi corazón
que cada suspiro es para ti
que aún vives en esa luna blanca
durmiendo el recuerdo de lo que fuimos

Y en esta añoranza sigues siendo mío,
como mi anhelo, mi amigo, mi compañero,
mi dulce amante, mi amor, mi río,
mi mar, mi verde huerto, mi almendro,
mi poema eterno, mi canción, mi lucero,
mi alborada, mi ocaso y mi esperanza,

No podrán verte mis ojos como ayer,
sintiéndote en las caricias, en un húmedo beso
con el sabor de tus labios y de tu piel,
no volveremos a ser una locura de amor
y aún así , seguirás siendo mío,
porque más allá del tiempo que nos derrota
con las horas, con las ausencias
para ti y para mí nunca habrá olvido.

Este tiempo que se va y no regresa
no podrá llevarte de mi alma
porque en este empeño seguirás en mí,
así como te quiero, mi vida, mi mañana,
mi pasión dormida, mi otoño, mi estela,
mi luz, mi alegría y mi llanto
mi cielo, mi paraíso y mi infierno

Más que mío serás mi todo,
pero no te lo dirán mis palabras,
más que nada te lo dirá mi corazón
en el silencio, en la renuncia, en cualquier tiempo,
en la oscuridad, en la soledad, en la distancia
y aún más… te lo dirá este adiós
que nunca me atreveré a decirte,
para que te quedes en mí… muy mío.


No hay comentarios: