miércoles, 16 de mayo de 2012

SIEMPRE EN MI CORAZÓN

No me pesará nunca haberte conocido
Con toda esa amargura que nació al irte,
con el sinsabor que dejó tu ausencia
desde que se cruzaran nuestros caminos.

Agradecida estoy a la vida de haberte amado,
de sonreír y llorar a tu lado cada minuto, cada hora
de haberte confiado mi corazón entero
de haber sido lo que fuimos, algo, casi nada...

Arrepentida estaré siempre cuando te herí,
cuando te dije palabras que no sentía,
me arrepiento mil veces de haberte dejado ir,
mas hubiera sido como luchar contra el viento.

No me pesará quererte como te quise,
forjando lo imposible inútilmente,
esperarte en vano hablando a solas,
no fuiste en vano, fuiste una verdad.

Solo hubiera querido retener entre mis manos
el tiempo que se fue, para impedir lo inevitable,
solo quise aferrarme a tu recuerdo un poco más
y el reloj de arena apresuró el presentido final.

Poco queda de esta vida, sin brillo, siempre igual,
nada tiene sentido si no estás, solo tus palabras
que retumban en  el eco de tu lejanía,
....“te llevo siempre en mi corazón”....

No poderte olvidar será esa amarga condena
que me deja prisionera de tu alma,
rezando tu nombre ante la cruz
olvidarte sí que sería un imposible...

Te llevo con esa luna sobre mis hombros,
cargando los sueños que murieron,
por un sendero de piedras y espinas
feliz de haber sido alguna vez tuya...

3 comentarios:

Soledad del Sol dijo...

Mi querida amiga, sin duda hay amores que se quedan en el alma, sin embargo para qué luchar por algo que siempre fue un imposible, o quizás ocasionaría daño a terceros.

Recordar es vivir, bendecir los bellos momentos que nos mantuvieron vivas y con la sonrisa a flor de piel.

Me encantó leerte, como siempre mi beso y mi recuerdo.

RossieU dijo...

Hola! wao! Que precioso...
Bueno, disculpa si no es el mejor término... pero me encantó, He de confesar que leerte me trajo muchos recuerdos; es bastante melancólico, pero supongo que no todo en esta vida es a base de felicidades y alegrías... Debemos aprender en igual medida de esos instantes o de la ausencia. De verdad maravilloso!
Una abrazo!

Maria José Acuña Belaustegui dijo...

Solita gracias por compartir, me hace muy feliz estar conectadas, espero podamos hablar muy pronto, besos amiga

Rossieu, bienvenida a este blog, me halaga mucho que te haya gustado este poema, a veces algunas palabras que nos dice esa persona amada nos quedan grabadas en el corazon y quedan en un poema, un abrazo