jueves, 1 de marzo de 2012

TIEMPO AZUL


Quiero eternizar este tiempo azul de besos,
de esta dicha lejana que nos alcanza
sintiendo el amor en nuestra piel,
cada vez que nuestros ojos se hallan;

Si el mañana es tan incierto quedémonos en el hoy,
en este tiempo hablándonos con las rosas,
con el crepúsculo, con la estrella del alba,
con cada verso que nazca, con las lágrimas;

Hacer de este tiempo una eternidad amándonos,
para que cuando ya no esté yo o tú te vayas
nos quede la nostalgia y un mañana de caricias sembradas;

quedémonos aquí mi bien deshojando sueños,
con un te quiero y un me amas,
con un beso que alargue aun más las horas
tejiendo vanas esperanzas desde el alma;
en este tiempo azul volverás a ser mío

Cuando te nombren mi anhelo y mis ansias
yo seguiré siendo tuya en el recuerdo,
en la brisa perfumada de añoranza,
en el beso plateado de la luna,
en el rocío de la alborada,
en la flor del almendro y los olivos;

En este tiempo azul de soledad
quedémonos en el abrazo enamorado,
juntando nuestros labios más alla del sueño,
venciendo este imposible de querernos,
inventándonos otro tiempo,
otros besos que estén más allá de las miradas,
de este presente sin final, sin horizonte
de esta melancolía gris y de la nada.

Haciendo de nuestro amor una promesa,
una eterna canción, un poema
que selle el encuentro y el regreso,
en la voz del viento gritaremos
esto que no puede callar el corazón

Y al mar y a las sombras venceremos
para amarnos otra vez en el silencio,
con nuestra piel de cristal y de ensueños
derrotaremos a las horas y al tiempo,
con una caricia, con una mirada, con un beso.