jueves, 1 de marzo de 2012

CONGOJA


Te perdí amor en el camino
buscándote sin saber que no eras mío,
este adiós sin prisas y sin lágrimas
es lo único que queda por decirnos.

Dejaste en mis labios al partir
un sabor amargo de derrota
y dejas en mi cuerpo sin consuelo
un surco de caricias y de besos
negados a mi tiempo y al recuerdo.

Te perdí por una senda sin principio
y te busco sin hallarte en el vacío,
en el murmullo de las risas de la gente,
al doblar las esquinas, en mi mente

Te busco eternamente y no lo sabes
más allá de lo imposible y lo esperado,
te hallo por momentos al buscarte
al alzar la mirada al firmamento

Que me devuelve el azul de tu silencio,
¡y qué soledad me viste en estas horas!
¡qué congoja me envuelve en tu recuerdo!

Cómo hallarte ahora tan lejano
en un tiempo que nunca será nuestro,
¡en que vacío de amor me desampara
la ausencia amarga de tus ojos!

Te pierdo cada vez con la amargura
que me embarga la muerte de tu olvido,
en la languidez de las horas que no acaban,
en la agonía de este corazón que hoy te derrama
¡un beso claro y la desnudez del alma!



No hay comentarios: