miércoles, 7 de septiembre de 2011

Y VOLVISTE...


Y volviste con el ayer a transformarlo todo,
a remover las cenizas de un tiempo muerto;
volviste despejando la niebla, las telarañas;
allí frente a mí estabas como si nada...

Quien diga que el amor muere, pura falsía,
treinta años y más entre tú y yo, eterna historia,
me fui, no te olvidé, quedaste en mí eterno
y el tiempo pasó...perdí tu rastro hasta hoy...

El hilo de un tiempo nuevo trajo tu voz,
reclamándome, pidiéndome un regreso;
avivando el fuego apagado de mi corazón
recordándome que sigo siendo tuya, que soy tu amor.

Aquí estoy otra vez, volviendo a ti, ilusionada;
lloro tanto pensando que dejarte fue el más grande error,
que huí de ti buscando un camino mejor,
y te perdí por nada, por inmadurez, por tonta.

Al recibir tu beso fue recordar tantas cosas, tantas...
fue revivir el primer beso, ese que me robaste
hace treinta años viajando en un taxi,
¡como hubiera querido regresar el tiempo atrás!

Y te amé como entonces, más que entonces,
fuimos después caminando juntos de la mano,
por las calles soleadas, desandando el ayer,
hasta este hoy que nunca me separará de ti.

2 comentarios:

Orquídea Salvaje. dijo...

muchos sentimientos... muy lindo tu blogg, esta tarde entrare a leerlo.
besos

Maria José Acuña Belaustegui dijo...

Gracias Adriana, es un honor saber que tu eres la seguidora Nº 80 jajajajajaa, espero que podamos compartir esta poesia que amamos, un beso grande