SIN LÁGRIMAS



Comentarios

me perturba y me deja un dulce sabor amargo.
Gracias por tu comentario, ante la muerte repentina de un ser amado muchas veces no podemos llorar, solo despedirlo con el corazón contrito, un abrazo

Entradas populares de este blog

CRONICA DE UNA MUJER ENGAÑADA

HISTORIA DE AMOR DE LA TERCERA EDAD

TESTAMENTO DE UN SUICIDA