miércoles, 17 de agosto de 2011

ESA DE AYER


Pensar en esos días, en ese tiempo
me devuelve a aquello que vivimos,
no lo puedo evitar... te vuelvo a extrañar...
y obligo a mi memoria a recordar,
la primera vez que nos miramos,
cuando tus labios se abrieron
para confesar un te quiero.
¿Cómo olvidar esos días? ¿Tú podrías?

Pensar en ti me hace casi llorar
de nostalgia, de tristeza,
¿quién dice que el pasado no vuelve?
si aquí te tengo otra vez, tú preguntando por mí,
yo, destapando recuerdos que no han de volver.

Porque si te confieso ahora, sin tapujos
que en esta soledad desierta, en este destierro,
en este desamor al que vivo condenada,
es tu recuerdo quien me vuelve a dar vida.

Esa que fui ayer, esa que te amó,
se perdió dentro de mí, no volverá a ser.
Mas al buscar tu foto, no puedo evitar
sentirme esa tonta romántica,
que enamoraste con un vals,
que con un beso me hacías volar a las nubes.

...Fuimos ese amor prohibido, una locura
que el destino separó por esas cosas del azar,
o tal vez porque alguno de los dos se alejó, que más da.

Hoy que regresas como si no te hubieras ido,
me pareces el mismo de ayer, el que yo amé,
guardando en ti, el mismo gran amor, el que perdí.

Y yo, esa de ayer, que tampoco te olvidó,
esa que guarda una mínima esperanza de encontrarte,
de cerrar mis ojos otra vez, temblar al recordarte...
y esperar con ansiedad ese beso que el adiós no borró.

2 comentarios:

Alice dijo...

Que bello poema, me ha emocionado mucho. ¿Los poemas que publicas son tuyos? Si es así realmente tienes un don especial porque tus poemas transmiten sentimiento mas allá de las palabras. Muchas gracias por compartirlos con todos nosotros y permitirnos deleitar nuestro sentir con tus escritos.
Un saludo: Alicia

Maria José Acuña Belaustegui dijo...

Gracias Alice, sí , este blog es mío todos los poemas son de mi autoría, te agradezco tus palabras, que invitan a seguir este camino de la poesía, un abrazo