sábado, 25 de junio de 2011

OLVÍDAME


Olvídame para que pueda también olvidarte
y arrancarme este dolor que siento
cuando te piense, cuando te nombre, cuando te sueñe
arráncame de tu corazón, porque yo no puedo.

Aquí abandonada todavía te busco entre las sábanas,
buscando tu olor, palpando tus huellas
que aún quedaron de la noche anterior
pero solo me queda el sabor de tu ausencia.

Vete de mi vida cuanto antes, a qué esperas?
no te rogaré ni te suplicaré, ni lo pienses,
aunque me deshaga en lágrimas, lo juro
aprenderé a olvidarte, es mi promesa.

Olvídame ahora y para siempre, te lo ordeno
ya no tienes espacio en mi lecho ni en mi vida
demasiado aposté a este amor de mentira...
puedes apostar que te olvidaré primero.

Te despojo de mi piel, de mis sueños,
hoy quedo sola con mi corazón y su dolor
ayer lo fuiste todo, hoy te declaro desterrado,
te destierro porque sí, porque murió el amor

con tantos engaños, con falsas ilusiones,
poco a poco se fue muriendo contigo adentro,
de estar cansada me cansé, de llorarte me harté,
de ser el segundo plato de tu mesa, también.

Olvídame, no te lo vuelvo a decir,
ahora eres tú quien me provoca lástima,
me asquea verte, pensarte, imaginarte cerca
quiero exorcisarme de tu recuerdo maldito.

Ayer te quise, te adoré, te idolatré,
pero me llevaste hasta el fondo del abismo,
hiciste de mi cuerpo y de mi alma una llaga
que no cierra, que no cura, que se pudre.

Basta digo ya, te di todo mi tiempo,
se acabaron las palabras, no hay perdón
fuera de una vez de mi morada,
¡¡¡olvídame!!! que para mí ya estás muerto.

No hay comentarios: