lunes, 24 de enero de 2011

CERRANDO CÍRCULOS




Y siempre vuelvo a ti, siempre a ti
negada totalmente al tiempo y al olvido;
aún me resisto a cerrar la puerta
del pasado, del ayer que vivimos.

Cómo cuesta decir un simple adiós,
sintiendo que al decirlo cada vez
al nombrarte se me va el aire, la vida.
adiós no, para que no muera

este anhelo de verte regresar un día
aunque en cada gaviota que vuela,
en el crepúsculo rojo del atardecer,
de mil veces distintas te despide esta

Certeza antigüa de saberte muy mío,
pero tan lejano de mí, como el horizonte
que borra en la distancia tu recuerdo,
lejano de esta añoranza que te llora.

Ya es hora quizá, de escribir un epitafio,
de arrancarme de cuajo este empeño
de revivir un amor que yace enterrado
en un camposanto de versos blancos.

Poner punto final, no, no me atrevo,
matarte dentro de mí…al pensarlo, un miedo
me acuchilla las entrañas, me paraliza.
Jamás, jamás podría dejarte ir.

Porque esta cobardía de sepultarte,
de cerrar para siempre el círculo del ayer,
es más fuerte, me puede, me vence,
y mío te quedas, muy mío… eternamente.

2 comentarios:

Vicky E.Durán dijo...

Hola Maria José
Intenso en cada verso, me ha encantado volver a tus letras, al tiempo que agradezco tus dedicatorias en Face Book, muchas gracias, eres simplemente genial!!!
Besos
Vickie

Maria José Acuña Belaustegui dijo...

Gracias Vicky a mi contenta mucho que haya sido del agrado de todos, espero que sirva para estrechar lazos de amistad y de poesía entre todos, besos