lunes, 25 de enero de 2010

MURMULLOS



Escuchar el sonido de las hojas 
que mueve la brisa 
es oír tu voz que llega 
desde el pequeño pueblo 
donde duermen tus postreros sueños 
donde callas esa tristeza, 
anidada en tu corazón 
en el poema no escrito, 
en ese amor nuestro 
que sigue viajando sin rumbo 
al horizonte de su nada. 

Y me acerco a la orilla 
empapada de noche y llovizna 
para oír el murmullo del agua, 
que es como tu alma, 
una suave y cristalina cascada 
que corre por mi cuerpo 
anegándome de nostalgia 
y de ecos de distancia. 

Murmullos de tus labios 
acarician mi piel desnuda, 
en la arena me tiendo 
para sentir tu cuerpo 
cubriendo mis sentidos, 
mojada de orgasmo y de deseo 
en un lecho de corales y arena, 
¡así te amaría otra vez si pudiera! 

No quiero abrir los ojos 
para no romper el hechizo 
que la luna enciende. 
siguen avanzando las sombras 
llevándose la claridad, 
me cierra la noche en su capullo, 
en esta desierta soledad; 
mis párpados pesados, quietos, 
no se abrirán, solo me duermo 
oyendo tu murmullo…


4 comentarios:

JOTACET dijo...

PERO COMO PUEDE SER QUE SEA PIONERO EN LEER ESTA MARAVILLA!
¿ES QUE LOS AMIGOS ESTÁN TODOS DE VACACIONES?- LO RELEO Y TE MANDO UN BESO.
JOTACET IRROMPIBLE

Dora Forletti dijo...

Como siempre , tus maravillos poemas me llenan de emoción y se quedan acurrucadas en mi corrazón, dejándolo suave y calmo...esta vez un poquito trite, Majito..

Te quiero mucho,amihuita.
Besitossss

AZUL

Maria José Acuña Belaustegui dijo...

Gracias Jotita por ser pionero,ya me tenes acostumbrada a darme la sorpresa de tu visita y de tu alegría, besotes irrompibles

Maria José Acuña Belaustegui dijo...

Gracias Dorita, sos una amiga única y te requiero, besos