jueves, 1 de marzo de 2012

VUELVES



Pero tú ya no vuelves
pero tú ya no existes
me lo dice esta tristeza que te trae hasta el alma
al evocarte a solas cuando lloro tu recuerdo.

Fuimos todo y fuimos nada
fuimos amaneceres desnudos entre caricias y sábanas
fuimos un atardecer vestido de hojas mustias y doradas
fuimos dos desdichados para unir nuestras desgracias
para iniciar con un beso la alegría de encontrarnos
y morir en el adiós con una caricia santa.

Pero tú ya no eres, pero tú ya no existes,
vuelves en la tristeza desolada del poema,
vuelves en el vacío que tu adiós ha dejado.

Vuelves cuando te llama mi alma desposeída
de tu nombre, de tu cuerpo, de tu anhelo y de tu alma
vuelves en el ocaso más sombrío de mi vida.

Fuimos un imposible, fuimos un corto verano
fuimos una primavera gris, una alegría soñada
que el invierno congeló ... y fuimos nada...
y en el otoño dorado de mis años amor mío
es esta tarde azul que me trae a tu alborada,
¡nos cobija el mismo cielo pero todo nos separa!


No hay comentarios: