jueves, 1 de marzo de 2012

REVIVIENDO EL AMOR


Quisiera estar en ti diciéndote esas cosas,
cosas de la niña que aun llevo escondida en la piel,
de la niña que mimabas, que regañabas
y besabas luego para no hacerla llorar.

Nos separó la vida con sus crueles ironías
con tu engaño, con mi orgullo, con las habladurías
¿Por qué no nos pudimos perdonar?
¿Por qué triunfó la mentira sobre la verdad?

Nos borró irremediablemente el olvido
y el amor fue quedando postergado,
crucificado en la cruz de nuestro rencor
¡Pobre amor! ¡Cómo lo herimos!
¡Cómo nos hicimos triza el corazón!

Y ya ves como sigue siendo irónico el destino,
un dolor más grande nos volvió a juntar;
quisiera estar en ti como esa misma niña
con los mismos besos, idénticas caricias
y la misma ternura con que nos supimos amar

No sé quien seré cuando llames a la puerta,
no sé quien serás cuando te vuelva a mirar,
solo sé que vamos a llorar,
a vencer nuestro orgullo, nuestro miedos,
a no mentir más

A buscar en nuestros ojos ese amor tan herido,
que tal vez en un beso podría revivir
quizá no todo está perdido... el tiempo lo dirá...