jueves, 1 de marzo de 2012

POBRE CORAZÓN


No te arrepientas corazón de haber amado,
que importa si te despreciaron,
si te humillaron, si te olvidaron.

Tú te brindaste por entero sin importar el cómo,
ni el porqué, ni el cuando
y aquí estás todavía de pie 

soportando otro batallar,
esperando como un niño que espera los Reyes Magos,
que algún amor renazca,
que un nuevo amor cicatrice
tantas lágrimas derramadas.

Pero no seas tampoco tan ciego en tu espera,
corazón iluso y porfiado,
¿No te has dado cuenta como pesan los años?
Resígnate mejor a soñar que alguna vez te amaron,
que alguna vez latió en ti
 una ilusión, que te besaron.

No te arrepientas amigo mío de haberte dado
más vale haber sido amado una vez 

que nunca amado,
no llores inconsolable tu pasado
perdonaste y te perdonaron,
lloraste y quizá te lloraron,
esa es la vida pobre corazón maltratado
¡llevándote a cuestas pero siempre a tu lado!


No hay comentarios: