jueves, 1 de marzo de 2012

GRACIAS




 Alaba alma mía al Señor
(Salmo 145)

Da gracias alma mía a Dios por este nuevo amanecer,
porque mis ojos se abren a un día más de vida,
por este renacer de versos en el jardín de mis sueños,
de mis amores, de mis recuerdos, por poder dar amor ,
por esta soledad que vivo diariamente en la oración,
por no sentir odio, ni envidia, ni otras bajas pasiones,
por cada amigo y amiga que me abre su corazón

Da gracias alma mía porque existe Dios,
porque puede mi mirada contemplar
las maravillas de la Creación,
porque existe el perdón y la redención
para cada hombre,
porque existen los niños para enseñarnos a vivir
a sonreír, a creer en la inocencia.

Gracias Señor por los padres que me has dado,
que con sus virtudes y errores
me llevaron por un camino de amor,
por poder darte gracias en cada anochecer,
por esta vida con su carga de alegrías y tragedias,
porque existe una Cruz para seguirla y adorarla.

Gracias alma mía por el pan nuestro de cada día,
por el padecer que pueda llevar en cada cuesta,
por creer, por crecer en la fe.
Gracias Señor por amarnos sin exigirnos nada a cambio,
por decirnos que estarás con nosotros
hasta el fin de los tiempos
y por este inquieto corazón que no vivirá en paz
hasta que un glorioso día pueda descansar a tu lado
en la Vida Eterna. Amén