jueves, 1 de marzo de 2012

DULCE NOVIEMBRE



¡Qué sola me encuentras Noviembre
vestida de tristezas y de ausencias,
contando las horas que corren lentamente
se hace larga la vida cuando lo recuerdo.

Cada minuto, cada hora que se va con el sol
es una agonía que me angustia y sofoca
por volverlo a ver, por hablarle, por amarlo
para esperarlo solo vive el corazón atormentado.

Y todo es lúgubre silencio a mi lado
es noche cerrada en el corazón
la oscuridad me aterra como la soledad
de nada servirá seguir amándolo

Donde vaya tristeza te llevarás mi alma
a buscar consuelo en el olvido
si el llevó toda la alegría
seré náufraga en el mar de mi destino.

Qué sola me ves Noviembre en este estío
en esta edad que me marchita día a día
no podrán verlo nunca mis ojos
ni decirle que ayer lo amé y hoy lo amo todavía.

Dulce es la nostalgia de tus tardes
con perfume de azahares y azucenas,
me envuelve la oscuridad de la muerte
en la bruma fantasmal de mi pasado.

Qué sola me dejas Noviembre en este hastío
tratando de detener el tic tac del tiempo
ya no vendrá, he muerto para él
en el corazón es noche cerrada y silencio...

No hay comentarios: