jueves, 1 de marzo de 2012

DULCE AMANTE

No dejan de soñarte mis ojos cada instante
en ese nido de amor y miel quiero aplacar
esa sed de ti, de tus labios amantes
de tu piel que ansía tocarme...
que desbordan la ternura y el delirio
que dibujan en mi cuerpo un recorrido de placer

No hay ausencias que nos separen
porque nuestro amor lo diremos
en el sonido de la lluvia, en el rugido del viento,
en la primera flor del almendro,
porque este amor lo escribiremos
en un verso y en las estrellas

No dejarán nuestras almas de amarse,
porque un juramento eterno hemos escrito
al mirarse nuestros ojos, al poseernos
al declararnos uno para el otro
al cruzarse nuestros destinos
ya nada puede separarnos ni alejarnos

Dulce amante cuántas noches habré de esperarte
buscándote en el lecho que no llena tu vacío
un día me prometes... será algún día...
cuando la realidad quiebre este sueño
cuando vengas a mí y calmes esta sed
de probar de tus labios, de beber de tu fuente

No podemos renunciar a este amor
porque sin mí ya no vivirías y sin ti yo que haría...
hacia ti me lleva este anhelo de encontrarte
que llora en la paz de tu melancolía
hacia mí llegas como pétalos de rosas

a dejarme en las noches tu rocío de luna...

No hay comentarios: