jueves, 1 de marzo de 2012

DOÑA INES


A María Inés Beláustegui
Para vos querida tía
No te olvido 


¿Adónde vas Doña Inés, adonde vas tan risueña
con tus sienes blancas, con tu cintura gruesa,
con tus ojos de cielo, con tus manos tan pequeñas?

¿Adónde vas tan graciosa caminando entre las nubes,
iluminada en el sol, anochecida en las lunas?
¿Adónde va tu eterna y celestial figura
adónde vas Doña Inés, dama de las alturas,
a derramar por los campos las mieles de tu ternura?

¡Cómo te extrañan las noches y la reja de tu cuarto,
la hamaca que te dormía, los pinceles y tus cuadros!
¡Cómo te lloran las tardes, los amigos, los veranos!
En un rincón solitario yace el mate más amargo.

¿Adónde vas Inesita, hermana, amiga, madre,
adonde vas apurada, a reírte con los ángeles?
¡Como te extrañan los niños, tus libros abandonados!
La casa quedo vacía pero aún te está esperando

¿Adónde vas Doña Inés, tan preciosa, tan lejana?
¿Adónde tu corazón , tu bondad y tu elegancia?
¿Adónde fue la alegría que le robaste a tu casa?

Adiós Inés, amiga de las estrellas,hermana de la esperanza,
¡tu morada es el paraíso, tus brazos son ya dos alas!