jueves, 1 de marzo de 2012

LA REA (1)



Se levanta el Tribunal
que en mí misma he conformado
seré Juez y Jurado y también la rea,
seré mi verdugo, mi sentencia y mi condena
porque a partir de hoy me declararé culpable.

Culpable de toda culpa que lleve en mi conciencia
Culpable de haber perdido el respeto hacia mí m
isma
Culpable de no encontrar ningún lugar en la vida
Culpable de que me hirieran porque yo herí primero
Culpable que me pegaran por poner la otra mejilla
Culpable de ser quien soy, un cero a la izquierda
Culpable de tropezar tantas veces con la misma piedra
Culpable por soñar con castillos de arena
Culpable de mis errores, ¿quien sino tiene la culpa?
Culpable por egoísta, por pensar solo en mí misma
Culpable porque el amor se cruzó siempre de acera
Culpable de consentir el paso a la soledad
Culpable por las lágrimas que lloré por mis fracasos
Culpable hasta que un día decida Dios decir ¡basta!

El Tribunal ha dictado conforme a la sentencia
Póngase de pie la rea para escuchar su condena:

Condenada a vivir encerrada entre mis rejas
Condenada una soledad que será mi celadora
Condenada a engrillar los sueños en la mazmorra
Condenada a ponerle barrotes al corazón
Condenada a vivir con culpa por el resto de mis días

No hay quien lave mis culpas
ni ha lugar a apelación,
ni abogado defensor
¡Me condeno a mi propia prisión
que es la vida que me queda!


No hay comentarios: