jueves, 1 de marzo de 2012

DETENIENDO EL TIEMPO


Quisiera detener el tiempo mi amor, otro segundo
y revivir esos breves instantes que nos arrullaron,
en ese beso que tu boca encendió en mis labios
la sed inagotable de amarte y entregarme
cuando nos devoramos lentamente, disfrutándonos
por tantos años que perdimos de estrecharnos,
de revivir ese amor que no murió en nosotros,
renaciendo en el gozo de amarnos sin medida

Quisiera detener entre mi pecho tu último latido
y sostener en mi cuerpo tus caricias hambrientas
que inundaron mi vientre y mi sexo,
de este deseo que no muere todavía, que te llama,
quiero aferrarte aún mi pequeño a esta urgencia
de verte otra vez más, de no perderte
de aprisionar en mi alma ese te quiero,
ese "mía" que en tus gemidos escapó cuando me amaste

Quiero grabar en mis senos cuando sintieron
ese roce de tu lengua y de tus dedos,
quiero explotar aun con tu embestida loca y posesiva,
que tus manos me cobijen dormida
y al amanecer hallarte junto a mí acariciándome,
iniciando nuevamente nuestro rito
para amarnos una y otra vez querido mío,
nada quiero olvidar de ti, ser feliz contigo entre nostalgias
porque te pertenezco desde mi alma
como en cada poro de mi piel
como en este anhelo eterno de ser tuya

Quisiera detener el tiempo y la vida si pudiera
para que los años no posterguen más otro regreso
para que este dolor se vuelva añejo,
quisiera conservar tus ojos derramando ternura
hablándome de otro tiempo que merecemos,
que nos esperan otros lugares, otros encuentros,
donde nos diremos otra vez que nos queremos,
otro tiempo que aun no marchite este deseo,
otro tiempo de amarte mi amor, otro tiempo nuestro.......
aunque hoy te has ido...
estás viviendo en mí ...te necesito...

Quiero robarte todavía otra noche
que me hagas delirar entre orgasmos
enredando nuestros brazos y piernas,
que exigían, que aprisionaban, que enloquecían,
devorándonos entre los jugos del placer,
consumidos de amor y de lujuria.

Quiero robarte otro segundo de tu aliento
que no te vayas tan pronto de mi vida,
déjame sentirte como esas noches que estuviste
déjame exigirle al ayer que te devuelva
en retazos de recuerdos y alboradas
en un lecho ardiente de otros besos
quiero que el tiempo se detenga
para morir de a poco en ti...
que mis sueños se apaguen en tu alba.