jueves, 1 de marzo de 2012

VOLVAMOS A VIVIR

Un día cualquiera nos alejó el tiempo y la noche,
ya no tuve el nido de tus brazos
ni el calor de tu aliento dándome la vida
te busqué entre sueños, en una alborada fría,
repitiendo tu nombre y no venías...
solo estaba el presagio de la muerte
el temor de tu olvido, de perderte...
que lejos quedaste de mí...

Nuestros corazones separados
lloraron una larga ausencia
y en un frio cuarto gimió la soledad,
desde el ventanal respiré la tristeza de tus ojos,
invoqué tu voz entre mudos sollozos
para que no me olvidaras,
para saberte conmigo allí desnuda y sola,
en ese frío cuarto de hospital...

Un día cualquiera mi amor
tocó a nuestra puerta otro destino
pero este amor de nosotros no quiso morir, esperó...
me trajo el mar tu añoranza y tus lágrimas
y yo también te recordé cada hora mi vida
qué largo penar fue esta separación
nos desamparó la luna de nuestros sueños
en un hondo camino de dolor

Pero el sol vuelve a salir después de lluvia,
era insoportable más lejanía, más silencios
hoy estamos juntos y la tristeza ya no existe
hoy quiero el olvido para lo que sufriste,
para ese largo tiempo que nos separó...

Hoy estoy aquí mi amor
para recuperar esas horas vacías
y volver a nuestro nido de estrellas y luna,
de rocío, de pétalos, de rosas y versos
ya no suframos más,
volvamos a reír, a hacernos el amor
a sentirnos niños, a ser esos enamorados
sequemos nuestro llanto, volvamos a vivir...