jueves, 1 de marzo de 2012

UN DIA DE AGOSTO




Perdóname que me encuentres hoy así,
con el corazón estrujado, decepcionado.
Perdóname que la tristeza este rondando por ahí,
que me queden pocas ilusiones de vivir,
que la fe se me quiebre por momentos,
que tenga este nudo en la garganta,
que todo me parezca horrible,
que sienta deseos de huir a cualquier lado,
que tenga los ojos secos, casi sin lágrimas,
que la vida me parezca harto injusta,
que tenga pocas ganas de hablar,
que esta mañana lluviosa
me embargue un dolor impotente.

No me preguntes nada, tú lo comprendes,
esta tarde todo llora mi amargura,
hay tanta desolación en este día
que hasta las calles se ven vacías.
Perdóname quieres? Mañana será otro día,
aunque este día de Agosto, ¿quien lo olvida?
pero si me recuerdas, una cosa solo te pido
donde estés, muy lejos, desde tu silencio
nada más abrázame, abrázame muy fuerte
solo te pido eso...

No hay comentarios: