jueves, 1 de marzo de 2012

SENTIR GITANO


Tan puro y noble era que al alba enamoraba
con su corazón venido de las sierras
a los niños traviesos, a las muchachas risueñas

Enamoraba a las calles que su paso adornaba
con su cepa andaluza, con su alma gitana,
pasaba el gitano y el aire se prendía
de musica, de canto, de loca algarabía

Bailaba con su talle, bailaba con sus ojos,
bailaban sus manos, sonoras castañuelas
la noche encendía su pelo de tormentas.

Y nunca lo olvidaron las calles caraqueñas
ni los niños traviesos, ni las muchachas risueñas,
las noches se apagaron y murió el sol 

como un toro herido en la arena.

Un corazón lo despedía cargado de poemas
pidiéndole al tiempo que se lo devolviera...

Al alba enamoraba con sus ojos de fuego,
con sus manos quebradas de cal y de arena,
el tiempo lo ha borrado en mares de nostalgia
y un corazón llora pidiéndole que vuelva...