martes, 27 de marzo de 2007

DONDE TÚ ME DIGAS



Cómo podré olvidar aquello que te decía
si aún tiemblan mis labios
al sentir tu cercanía
cuando al oído me susurrabas
cosas que me volvían loca
...solo sé lo mucho que te quería...

A ti solo moreno he de mirá
pero tus ojos escapan
cuando yo te vuelvo a ver
Este corazón no olvía
ese atardecer de sangre
cuando nos encontró la luna
abrazados en el huerto
con un ramillete en mis labios
y tu pasión encendía,
la noche se iba cerrando y nadie se imaginaría
las cosas que nos decíamos...

Yo te daba mi risa y el corazón te entregaba
y acaso toda mi vía...porque a nadie he de queré
con ese fuego que me quema
en el arma y las entrañas ...
pero mis ojos no ven moreno
ni mi pecho respira por no poderte vé
y siento en mi cuerpo las espinas
que me clava tu corazón con tus desaires y enojos

Hoy sé que tú me quisiste,
hoy sé que tú lo sentías,
quise ser la brisa que acariciara tu rostro,
quise ser la luna de tu noche vacía
pero no dijiste ná...
y me dejaste dormía mientras mis labios te daba...
mientras tu pasión ardía...

¡Ay, cómo decirte lo que mi alma escondía
cosas que aquí no repito...
esas cosas del queré que saben tu boca y la mía
No hace falta que te diga
que de ti no me he olvidao
si pasó lo que pasó...
fué por eso que sentíamos...
que esas cosas mi moreno
las llevo en el alma prendías
como un lucero encendío y te las quiero decí
aquí y donde tú me digas..