jueves, 1 de marzo de 2012

AMOR BRUJO - DUETO CON JOSE I.ROCA

Ay gitana mestiza, mujer de lindos ojos 
de los que me he enamorado 
Luna creciente, luna llena 
que me hace ensimismar tu alegre sonrisa! 

¡Ay si mis ojos te vieran amor de mi lejanía
se encendería la luna con tu sonrisa
y más te enamoraría mi andaluz de Granada 
 

¡Ay, gitana mestiza, sueños míos adorados 
de los que me he enamorado 
¡Ay, castañuelas que hablan a mi corazón! 

¡Ay mi niño andaluz si nuestros corazones hablaran
del amor que hoy los desvela
serían dos castañuelas resonando en la poesía!
¡Ay gitana vestida de traje de lunares celestes 
te sueño subida a la grupa en mi caballo jerezano 
y así no hay melancolía! 

Y así quiero soñar yo, subida a la grupa contigo
en tu jerezano vestida con mis lunares celestes
galopar a las estrellas y amarnos de noche y día 
 
¡Ay gitana, solo tu sombra embrujada 
en las noches de la Alhambra 
me haces sentir, mujer amada! 

¡Ay si mi corazón es luna que en las noches te deslumbra
sin tu amor viviré yo como una sombra en las sombras
te robaría el corazón y el embrujo no se rompa! 
 

¡Ay gitana que solo mi alma conoce, 
porque amar es eso... cariños deseados 
Nadie, ni tú misma sabrás que eres tú mi enamorada! 

¡Y tú no sabes chiquillo de mis pesares
pues tampoco conoces los secretos de esta gitana
que con cariño y pasión te quiere con toda el alma 
 
¡Ay gitana porque mi amor por ti 
es solo eso, espacios infinitos, solos y deseados 
por ti siempre ignorados! 

¡Ay con tus crueles desdenes chiquillo mío
me vas matando de a poco
que si mi amor no es para ti, de nadie será tampoco! 
 

¡Ay gitana subida a la grupa 
cantando flamenco tocando las castañuelas 
subiendo hasta el Sacromonte, 
tú rompes la soledad de mi alma 
en este Otoño frío de Granada! 

Así quiero yo cantar al son de las castañuelas
contigo y tu soledad alegrar también mis penas
cantar contigo en la grupa hasta que la luna duerma 
 

¡Ay, gitanita de traje de lunares celestes 
donde hoy todo es gris en Granada 
tú lo conviertes en adelantada Primavera! 

¡Ay que mis ojos no viven si no te ven aquí cerca
ni verán más primaveras, ni otoños grises ni estrellas
porque también tú me hechizaste
con tu amor de luna llena!