jueves, 1 de marzo de 2012

ADIOS KAROL


Con el mercurio medimos la tristeza 
como medimos el calor de los cuerpos, y del aire 
pero no es ésa la forma 
de poder saber de nuestros límites. 
Porque tal vez tú crees 
que eres el centro de todas las cosas 
pero si pudieras vislumbrar 
que no es así 
sabrías de pronto 
que el único centro de todo 
es Él, 
y que Él tampoco encuentra el amor. 
¿Cómo es que no lo sabes todavía? 
Temperatura cósmica 
tristeza 
mercurio. 
¿Para qué sirve entonces el corazón humano? 

Mi querido hermano 
eres como una inmensa tierra 
donde de pronto los ríos se secan 
y el sol quema el cuerpo 
como una fundición de metal. 
Siento tus pensamientos 
como míos 
aunque tomen otros caminos. 
Porque usaremos la misma balanza 
para pesar el error y la verdad. 
Es como una fiesta: 
pensamientos que resplandecen diferentes 
en tus ojos y en los míos 
aunque sus sustancia 
sea la misma para los dos. 

KAROL WOJTYLA 

Adiós 
Peregrino del mundo 
Mensajero de la Paz 
Hermano de la humanidad 
Amigo de los jóvenes 
Defensor de los niños 
Poeta entre poetas 
Que tu mensaje de amor 
y tu eterna sonrisa 
nos guíen siempre desde el Cielo 
Gracias por haber estado entre nosotros 
Descansa en Paz


No hay comentarios: